El PRI….Con la puerta abierta; hay fuga masiva

0
53

Anuncia Gilberto Ojeda que él y unos 100 priistas también abandonarán al partido. Hay decepción, dice.

Oswaldo Villaseñor
Las puertas del PRI las van a tener que cerrar por fuera, porque no habrá nadie que las cierre por dentro, afirmó el ex diputado federal Gilberto Ojeda Camacho, al anunciar qué él y unos 100 priistas más han tomado la decisión de abandonar filas de su partido después de más de 40 años de militancia.

La militancia está decepcionada y en el PRI no se ve ya un espacio de participación donde se pueda trabajar en beneficio de Sinaloa, comentó.

Por un lado, dice, se ve cómo se vivió la traición al PRI desde su dirigencia estatal y desde el Gobierno mismo en la pasada elección y por otro lado se observa a un dirigente nacional “Alito” Moreno queriéndose quedar con lo poco que queda del PRI para negociarlo él a como mejor le convenga.

Así no se puede estar ya en el PRI, confiesa. Con qué ganas se va a trabajar, si no hay respeto a la militancia y quienes tienen en su momento el control del partido solo están pensando en el interés personal y no en el del partido, y mucho menos en el interés de los sinaloenses, expresó.

Gilberto Ojeda, uno de los hombres más cercanos al ex gobernador Jesús Aguilar Padilla, aclaró que él no habla a nombre de ésta corriente, y mucho menos por el ex gobernador Jesús Aguilar, pero sí lo hace por él y una vez pasado este momento crítico de la pandemia, hablará por cuando menos un grupo de unos 100 priistas que se irán junto con él.

LAS TRAICIONES ACABAN CON EL PRI

En el PRI las traiciones están a la orden del día. La militancia terminó decepcionada en la pasada elección, comentó tajante Gilberto Ojeda.

Comenta que él en lo personal fue coordinador regional y vivió las traiciones a la militancia y a sus candidatos en carne propia. Por un lado, la dirigencia estatal jugaba dividida y por otro lado; no a favor de sus candidatos.

Por otro lado, el Gobernador hizo lo que quiso con la militancia, fue el único que puso candidatos, luego los quitaba y al final, les negó todo tipo de apoyos.

Hay que olvidarse del apoyo económico, aclaró porque no lo hubo, pero si hay que preguntarse dónde estuvo el apoyo político que no se vio por ningún lado. Ahí está el secuestro de Alberto Salas y decenas de priistas que vivieron la violencia electoral y desde el Gobierno se les dejó solos a su suerte.

Los gritos desesperados de un Marcos Osuna que pedía la intervención del Gobernador y de las autoridades, fue la más clara muestra de que todos cerraron los ojos ante la desgracia de los candidatos y militancia del PRI. “Así no se puede más”, expresó quien también fuera delegado de la Profeco en Sinaloa.

SE VAN A MC, AL PAS O MORENA, DICE

En el PRI no hay futuro, el partido se lo acabarán quienes actualmente se pelean por sus siglas y porque no hay un líder que les regrese la confianza de que aún hay futuro. No hay gobernador, no hay un dirigente fuerte en el Comité Directivo Estatal y Alejandro Moreno negociará en su benefició lo que queda del partido, expresó.
Gilberto Ojeda dice que aún no se toma la decisión de que a partido podrían emigrar, pero de entrada puede ser Movimiento Ciudadano, El PAS o Morena. “Quien garantice que se pueda trabajar en beneficio de Sinaloa y nos abra sus puertas, ahí estaremos”, comentó.