El Fantasma del COVID Recorre Palacio Municipal de Mazatlán

0
82

*Hay miedo en las oficinas

*Asisten pocos funcionarios

En las oficinas del Palacio Municipal de Mazatlán hay miedo, sobre todo a raíz de que varios funcionarios, entre ellos el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres dio positivo al COVID 19, al igual que algunas asistentes y secretarias. También directores resultaron infectados, aunque ellos como David González Torrentera, de Desarrollo Económico y Turismo, así como Nayla Adilene Velarde, del Instituto de la Juvetud, las oficinas están fuera de Palacio de Gobierno.

Sin embargo, todos los días, principalmente por las tardes, cuando ya se fueron a sus casas los pocos funcionarios y trabajadores que asisten a Palacio Municipal, entra un equipo de “cazavirus” a sanitizar y fumigar prácticamente todas las áreas.

Incluso, los policías que custodian las entradas de Palacio aunque no aceptan la entrevista, sí reconocen que tienen miedo a contagiarse, como cualquier otra persona. Al recibir a las personas que vienen a realizar pagos, estamos expuestos a pesar del cubrebocas, la careta y el gel antibacterial porque dicen que el virus es “altamente peligroso”, afirma uno de los uniformados.

Muchas oficinas están cerradas y muy pocos son los funcionarios que asisten a laborar; el trabajo se hace por teléfono o Internet; al alcalde, por ejemplo, se le llevan los oficios que tiene que firmar ya que “gobierno desde su casa”.

En esta semana prácticamente ningún regidor ha acudido a sus oficinas de Cabildo Municipal, ubicadas en un área de Palacio de Gobierno.

Oficialía Mayor atiende por una ventana; Comunicación Social está cerrada, una vez que el director Sergio Rubio, también dio positivo al coronavirus. La Dirección de Servicios Públicos cierra sus puertas por momentos al igual que otras oficinas. Donde hay más actividad es en Bienestar Social, con Tonatiuh Guerra.

También hay trabajo, con las medidas de sanidad y de larga distancia, en las cajas, donde las asistentes cobran los diversos servicios públicos que las personas llegan a pagar.

Así, casi en la soledad y con poca gente, transcurren los días en Palacio Municipal de Mazatlán en donde se espera la próxima semana el regreso del alcalde porteño y empezando el mes de junio retornar con paso firme a la normalidad mazatleca.