EL CAMARÓN

0
69

EL CAMARÓN

Enrique Vega Ayala

Cronista Oficial de Mazatlán

 

Para muchas generaciones El Camarón era un promontorio natural frente al mar, cuyo nombre trasciende gracias a las versiones orales y se asienta en mapas antiguos.

Hasta bien entrado el siglo XIX, El Camarón representaba también el punto de entrada por tierra a la península de mazatleca. Allí confluían el único y viejo camino de acceso desde El Presidio (Villa Unión) y la sinuosa e irregular vereda entre las dunas que, en época de secas, permitía el acceso al puerto.

Esa vía costera se llamó hasta los años sesenta del siglo XX Camino al Camarón. Su trazo natural marcó la posibilidad de que Mazatlán tuviese un paseo de dimensiones tales que hoy se puede presumir como atractivo turístico en la calidad de uno de los malecones más extensos de América.

Es poco conocido que la posición geográfica y su significativo relieve, permitieron que la cumbre de El Camarón apareciera como punto de referencia, de inicio y conclusión, en la definición legal de los límites de los terrenos del Fundo Legal de Mazatlán decretado por Juárez en 1867.

En dos de los hechos militares más relevantes de la historia porteña aparece El Camarón. De acuerdo con los testimonios de Ignacio Ramírez “El Nigromante” fue punto estratégico para los movimientos de defensa para repeler los intentos de desembarco de los marinos franceses en los ataques de La Cordeliere. Igualmente, los parte militares y las fotografías del caso evidencian el uso de El Camarón como punto de avanzada durante el sitio revolucionario de 1914.

En la historia contemporánea, las playas sucedáneas a esta cumbre dieron pie al desarrollo turístico de Mazatlán con Balnearios (como la Palapa llamada El Bucanero) y hoteles como el Playa Mazatlán y el Playa del Rey. Sin embargo, el dato más significativo al respecto fue la “desaparición” de la roca llamada “El Camarón”, para ser sustituida por efectos de imagen urbana con la construcción de lo que fuera el sitial simbólico de la vida nocturna de Mazatlán, como destino turístico moderno, con la edificación y remodelación estilo “Marrakech” de la “Valentino’s Discoteque”.