Desorden recibe a cruceristas

0
16
*Pulmonías, aurigas y taxis abarrotan avenida
*Abordan a visitantes para darles ‘tours personales’
Pese a que las restricciones que el servicio del transporte ha tenido por parte de las líneas navieras, en el muelle portuario la presencia de unidades rebasa a la autoridad.
Son al menos dos agentes de Vialidad y Transportes los que suponen coordinar el desfile de los prestadores de servicios, sin embargo, estos se estacionan en segunda y hasta tercera fila sobre la avenida Emilio Barragán.
Dicha vigilancia se ve apoyado por al menos otros tres agentes de Educación Vial, adscritos a la dependencia local, en un módulo ubicado en la esquina de un centro de conveniencia, donde también se estacionan los trabajadores al volante.
Por tanto, ni las viviendas, ni los comercios, menos las oficinas aduanales del lugar, pueden disponer de espacios para poder estacionar vehículos con libertad.
Este conflicto se genera cada ocasión que un crucero turístico visita al destino, como en esta ocasión se constató en el arribo del Carnival Splendor, quien trajo 4 mil 750 pasajeros y visitantes.
De acuerdo a información generada por la Secretaría de Turismo, se estima que al menos una cuarta parte del total de pasajeros en las embarcaciones descienden a conocer la ciudad, toda vez que la mayoría contrata previamente paquetes de recorridos.
Sin embargo, en el transcurso de las horas, el acoso se presenta, representado en constantes preguntas a los visitantes sobre subirse a dar un paseo personalizado (sin certificación oficial), sobre todo, se observa a pulmonías ofreciendo dichos circuitos “Más baratos”, frase que les hacen saber gritando.