Depresión y Ansiedad, lo que deja el Covid-19

0
30

*Aldo Suárez, ex presidente de la Asociación Siquiátrica Mexicana, reveló que alrededor de 5 por ciento de las personas en México habían tenido la enfermedad alguna vez, y ahora ha subido hasta 25 por ciento.

*En Mazatlán han aumentado los casos arriba del 100 por ciento.

La pandemia de Covid-19 cambió radicalmente la manera de vivir la vida, trajo incertidumbre, alteró rutinas de trabajo, vida social y una crisis económica.
Las autoridades de Salud se enfocan en combatir la crisis sanitaria, tratan de detener la pandemia del Covid-19, pero hay otra situación igual de alarmante que ha crecido junto con el coronavirus.
Es la otra pandemia; de la que nadie habla, la de aquellos que sufren en su salud mental de un modo u otro los efectos de una situación nunca vista en sus vidas.

Tan solo en Mazatlán, Sinaloa los casos de atención a pacientes con problemas psicológicos han aumentado arriba del 100 por ciento, rebasando por completo la capacidad de atención de psicólogos y psiquiatras, así lo informó el experto Luis Ángel Salinas Guiño, miembro del Colegio de Psiquiatras de Mazatlán.

“Hablando de esta pandemia que estamos viviendo desde hace un año, tenemos una segunda en problemas de salud mental que ha afectado a los ciudadanos del mundo. Es otra pandemia que está rebasando a los profesionales de la salud mental”, expresó.

AUMENTO DE LOS SÍNTOMAS DE DEPRESIÓN Y ANSIEDAD
Ansiedad y depresión son los problemas que más se presentan en jóvenes y adultos mayores.

Aldo Suárez, ex presidente de la Asociación Siquiátrica Mexicana, reveló que alrededor de 5 por ciento de las personas en México habían tenido la enfermedad alguna vez y, ahora, ha subido hasta 25 por ciento.

Está la pueden llegar a sufrir desde trabajadores de salud que combaten en primera línea, se enfrentan a una sobrecarga de trabajo, al riesgo de contagio y a la necesidad de tomar decisiones de vida o muerte.

Otro grupo vulnerable son los niños y adolescentes, sufren dificultades para concentrarse y sufren irritabilidad, inquietud y nerviosismo.

La preocupación existe cuando la persona que padece depresión tiende a generar pensamientos suicidas.

“Uno de los rasgos de la depresión es que pudieran tener pensamientos suicidas y pasar al acto o el intento”, comentó Salinas Gudiño.

El experto, señaló que a pesar de la época en la que vivimos se mantiene todavía el estigma de que si acudes con un psicólogo es porque estás loco.

“Desafortunadamente ha estado muy estigmatizado ir con el psicólogo o el psiquiatra por que dan la referencia de que no están locos y de que no ocupan, sin embargo, lo que estamos viendo ahorita es que la misma gente está siendo rebasada y está acudiendo a solicitar ayudar”, expresó.

¿QUÉ HACER?

Los pasos más eficaces son capacitar a más trabajadores de la salud e integrar la salud mental y el apoyo psicosocial dentro de los sistemas de atención primaria de Salud para que sean de fácil acceso para quienes más los necesitan.

Para ayudar a esa persona, puedes hacer lo siguiente:
* Habla con esa persona sobre lo que has notado y por qué estás preocupado.
* Explícale que la depresión es una enfermedad, no un defecto ni una debilidad personal, y que generalmente mejora con el tratamiento.
* Sugiérele que busque ayuda de un profesional: un médico o un profesional de Salud Mental, como un consejero o psicólogo habilitado.
* Ofrécele tu ayuda para preparar una lista de preguntas con el fin de discutirlas en una primera consulta con el médico o profesional de salud mental.
* Exprésale tu disposición a ayudar organizando las consultas, acompañándolo a estas y asistiendo a las sesiones de terapia familiar.