Conoce la historia de Don Guillermo, la pandemia lo dejó sin trabajo

0
243

*Tiene una discapacidad que lo obliga a utilizar muletas
*Ninguna empresa lo ha querido contratar debido a su condición

Guillermo Sánchez de 49 años edad busca desesperadamente un trabajo en el que él pueda desempeñarse.
A los 22 años sufrió un accidente automovilístico que le dejó como saldo una fractura de piernas y de columna, pasó por más de 10 operaciones y 7 años después volvió a caminar.
Actualmente sufre de una discapacidad en su columna por lo que tiene que utilizar muletas de ante brazo, discapacidad que no le ha impedido trabajar y desempeñar diferentes cargos.
Fue a consecuencia de la pandemia que en su antiguo trabajo lo dieron de baja, ocasionando que se quedara desempleado.
Una vez que lo despidieron no se quedó de brazos cruzados, sino que salió a buscar más empleos, pero algo comenzó a pasar, ninguna empresa lo quiere contratar por su condición.
Don Guillermo expresó que siente impotencia el que ninguna empresa le da la oportunidad de demostrar que realmente puede con los trabajos y que siente que hay discriminación hacia su persona únicamente por su discapacidad.
“Me da impotencia que me digan que no puedo por mi problema, es discriminación, dicen que no cumplo con el perfil. Yo he trabajado en fábricas industriales, he sido cajero y capturista de datos puedo hacer muchas cosas, sé que tengo una discapacidad, pero yo me puedo mover y me muevo rápido”, comentó.
Lamentablemente la vida de Guillermo dio un giro inesperado, su esposa, con quien compartía sus días y lo alentaba a seguir buscando empleo, falleció en sus brazos el pasado 10 de octubre ante un fatal infarto.
A pesar de la pérdida no se ha dejado vencer por la tristeza y aún mantiene la esperanza de volver a trabajar y luchar por su vida.
“Claro que me duele la perdida de mi esposa, pero tengo dos caminos, uno es ponerme triste y decaer y el otro es salir adelante sin importar lo que pase, me duele muchísimo haberla perdido, pero también tengo que vivir y luchar por mí porque eso fue lo que me enseñó mi padre y así como salí adelante del accidente saldré adelante de esto”.
Ante la desesperación por no encontrar un trabajo, lanzó en redes sociales una publicación donde explica su situación.
La publicación tiene buena respuesta por parte de la ciudadanía, pero tristemente, solo ha tenido que escuchar a las personas declinar la oferta cuando se enteran de su discapacidad motora.
Don Guillermo no pide ayuda monetaria quiere trabajar por sí mismo, como lo ha hecho siempre por lo que pide a la población ser más inclusiva.
“No sirve de nada de que todos aquellos niños que ahora tienen una discapacidad los ayuden a mejorar un poco si cuando estén grandes no podrán trabajar por que las empresas no nos dan la oportunidad de demostrar que también podemos. Yo no quiero que el gobierno o la gente me de dinero, yo quiero trabajar”, expresó.