CLAUDIA SHEINBAUM ENTRE LA ESPADA Y LA PARED.

0
58

 

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ.
A pesar que ya había destrozado la pandemia a Europa, un día antes de que comenzara la llamada Fase I, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, instó a la población en un insólito video a salir a las calles y a las fondas y a comer en familia, argumentando que eso ayudaría la economía popular, y les aclaró que él les diría cuándo no deberían salir. Ese mensaje estuvo precedido de declaraciones igual de irresponsables. Días antes, López Obrador pedía a sus compatriotas en su conferencia de prensa mañanera que llevaran consigo amuletos y estampitas de santos y vírgenes para hacer frente al coronavirus. “El escudo protector es la honestidad. Eso es lo que protege, el no permitir la corrupción”, dijo, mientras mostraba dos escapularios con la oración “Detente enemigo, el corazón de Jesús está conmigo”. El mandatario explicó que los “detente” se los daba la gente….

Ese mensaje estuvo precedido de declaraciones igual de irresponsables. Días antes, López Obrador pedía a sus compatriotas en su conferencia de prensa mañanera que llevaran consigo amuletos y estampitas de santos y vírgenes para hacer frente al coronavirus. “El escudo protector es la honestidad. Eso es lo que protege, el no permitir la corrupción”, dijo, mientras mostraba dos escapularios con la oración “Detente enemigo, el corazón de Jesús está conmigo”. El mandatario explicó que los “detente” se los daba la gente, y que los conservaba todos. “Desde el principio de la pandemia, el presidente López Obrador ha minimizado los riesgos y la gravedad de la pandemia, y, de manera asombrosa, todavía se niega a usar el cubrebocas en público y en privado, en lugares abiertos y cerrados y sólo lo ha usado en vuelos comerciales, porque lo obligan, y en su encuentro con Donald Trump”, afirma el politólogo Nicolás Loza, investigador y catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO México.

LA CENTRALIZACIÓN EN LA TESTA DE MILITANTES Y NO MILITANTES DE MORENA.
Han pasado dos años y la centralización sigue apretándoles el cuello a los mexicanos, tanto a propios y extraños que, según Lorenzo Meyer es condición sine qua non para la transformación. Esta situación ha provocado, junto a una pésima gestión de la pandemia, nos ha conducido a una doble catástrofe hasta el día de hoy: 115, 099 decesos y un millón 267 contagios. En este México donde lo que piensa, quiere y manda el presidente es lo que se hace, ha generado cuarteaduras, especialmente con los gobernadores de la Alianza Federalista, pero no solamente con ellos, por la pésima gestión de la pandemia que, además de querer combatirla con “detentes” y destellos de fuerza “moral”, se ha opuesto a promover los cubrebocas y las pruebas, cuyos artilugios lo ha multirecomendados por la Organización Mundial de la Salud. Imaginemos la tragedia que vive la Ciudad de México ante el actual rebrote del coronavirus, pues ademas está “conurbada” con el estado de México, ya que sólo este valle alberga la cantidad de 20, millones de habitantes.

Pero el silencio por miedo o por prudencia callan, sobre todo cuando la cuerda que aprieta al cuello amenaza c on quitarnos la respiración, de repente brotan de donde menos se espera en casos de emergencia una o un gobernante inteligente que se pone de lado dc los ciudadanos sin romper del todo con el “Supremo Gobierno”. Este es el caso de Claudia Sheinbaum ha “roto sin romper” con la catastrófica política que ha puesto en operación AMLO a través del zar antivirus López Gatell. Esta ruptura silenciosa que la jefa de gobierno a puesto en operación la ha llevado adelante con la serenidad que le distingue, sin poblar el firmamento de rayos y centellas. Cierto, siguen ondeando la banderas naranja en los lindes que gobierno, excepto Ecatepec; pero ha dicho sin ambages que su política más allá de los colores y las banderas, porque es la implementación de una política pública contra la emergencia de salud.

ESTRATEGIA DEL COMBATE DE LA PANDEMIA DE SHEINBAUN

“Lo que está haciendo el gobierno de la CDMX es un plan integral que incluye hacer más pruebas, y una serie de medidas, como la identificación de las zonas de la metrópoli con más alto riesgo, en donde se han implementado mayores medidas de control. Entre ellas figuran la detección temprana y el seguimiento de los casos, y la identificación y seguimiento de contactos. En esas zonas se refuerzan las medidas de distanciamiento social, cubrebocas y un aumento de las restricciones para evitar más contagios”, afirma, por su parte, el médico Mauricio Rodríguez Álvarez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus”.

El investigador Rodriguez Alvarez alude a un estudio que destaca que el país tendría unos 30 mil muertos menos, tomando como base los números oficiales, si desde un principio se hubiera seguido una política consecuente tan sólo sobre el uso del cubrebocas: “Si esto llega a confirmarse, significará una responsabilidad inmensa de López Obrador. Sea como fuere, la ruptura silenciosa y el haberse puesto al servicio de los ciudadanos, le permitió a Claudia Sheinmaun subir al 70% de las preferencias ciudadanas en la Ciudad de México, según la encuesta del periódico El Financiero,