Alcalde No Cederá a Presiones de Empresarios Violadores

0
154

 

*Sobre todo que violan la ley

*No es capricho ni político

No vamos a ceder a las presiones de empresarios o desarrolladores que violan la ley, coincidieron cuatro funcionarios del gobierno municipal de Mazatlán, al rechazar que la suspensión de trabajos de construcción en la obra de condominios llamada “Camino al Mar” hayan sido por “caprichos” del alcalde Luis Guillermo Benítez Torres o por “tintes políticos”.

En conferencia de prensa Jorge Contreras, David González Torrentera, Jorge Estavillo Kelly y Eloy Ruiz, salieron al paso de una lona colocada en la citada construcción ubicada en la zona turística de Mazatlán y con vista al mar, en donde los desarrolladores Vicasa acusan al alcalde de suspender la obra por “capricho personal”.

Apoyados en los dictámenes de Protección Civil municipal, que preside Eloy Ruiz, Contreras y González Torrentera, dijeron que la suspensión obedeció a que con la muerte de un trabajador –José Antonio Lizárraga-, que cayó de las alturas de una de las dos torres condominales, se verificó que no hay las medidas de seguridad necesarias para proteger las vidas de los de más empleados.

Dijeron que el alcalde Benítez Torres no está en contra de los desarrolladores ni que crezca Mazatlán en el turismo, sino que el Ayuntamiento que la obra no cuenta con la seguridad necesaria. Jorge Contreras dijo que esa lona es demuestra una falta de ética del desarrollador y es algo mediático.

Extraoficialmente se afirma que es enorme predio y la obra es propiedad de Rodolfo Madero, presidente del Grupo Madero, principal accionista de la Televisora del Pacífico, que ha tenido discrepancias con la forma de gobernar del alcalde Benítez Torres.

Loa funcionarios del Ayuntamiento insistieron una y otra vez que la suspensión es por no cumplir la obra con la seguridad mínima para sus trabajadores como son casco protección, arneses para trabajar en las altura y otro equipamiento y medidas para asegurar los perímetros de trabajo. Tampoco estuvo la bitácora de la obra.

González Torrentera negó que sea un capricho del alcalde y que la suspensión tenga tintes políticos; no hay seguridad para el trabajo y, por el contrario, los desarrolladores prefieren pagar abogados para promover amparos que pagar las medidas de protección a esos trabajadores.

Eloy Ruiz informó que desde el primero de abril de este año le habían hecho algunas observaciones a la obra, precisamente en la seguridad para los

trabajadores, pero fue hasta el 28 de octubre cuando se decidió suspender los trabajos a raíz de la muerte de José Antonio Lizárraga.

Dijeron que se revisan todas las obras, principalmente las torres de más de 15 pisos.