Alcalde Encabeza por dos Cuadras el Desfile del 16 de Septiembre

0
187

 

*Rompió de nuevo el protocolo

*209 años de Independencia

En alrededor de 50 minutos se llevó a cabo el desfile cívico-militar de este 16 de septiembre en que se conmemora el 209 aniversario de la lucha de Independencia, iniciada una noche de un 15 de septiembre con el histórico “Grito” del padre Hidalgo ¡Viva México!

El templete donde se ubican las autoridades civiles, educativas y militares, estuvo frente al hotel La Hacienda en el corazón del malecón de Mazatlán, uno de los más bonitos de México y América Latina.

La “parada” cívico-militar inició poco después de las 8 de la mañana y en alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez, volvió a romper el protocolo pues ahora, al menos por dos cuadras, encabezó este desfile desde el Monumento al Pescador hasta la ubicación del templete. No recordamos que otro alcalde en el pasado reciente haya presidido el desfile, al menos esos 200 metros, ya que este transitar de los contingentes llegó hasta la avenida Universidad, allá por el Acuario Mazatlán.

Llamó mucho la atención que la Orquesta de Música de la III Región Militar prácticamente no paró de tocar los instrumentos interpretando hermosas melodías y “marchas” solemnes, militares, con motivo de esta fecha patria. Nuestro reconocimiento a la milicia.

El desfile inició con una descubierta de policías de Tránsito en sus motopatrullas, seguida por otras unidades y equipamientos de la Secretaría de Seguridad Pública; inmediatamente grupos de personas con capacidades diferentes de distintas edades, organizsdos por el DIF; algunas iban ataviadas con trajes regionales.

Después pasarían los contingentes del Ejército Mexicano y de la Marina, Armada de México; luego las distintas escuelas y colegios, acompañadas por sus respectivas bandas de guerra. Nada en especial, salvo que cerraron el desfile un grupo de charros, pero principalmente guapas mujeres enfundadas en sus típicos trajes y, por supuesto, montadas en sus briosos caballos, la mayoría pura sangre.

Antes de las nueve de la mañana ya había pasado el último contingente.