Sólo para adultos y con financiamiento público: así será la eutanasia en España

0
30

Por mayoría en el Parlamento, el país aprobó como ley la controversial propuesta del gobierno de Pedro Sánchez. 

España.-

España se convirtió hoy en el séptimo país en el mundo en legalizar la eutanasia y regular el suicidio asistido, esto tras la aprobación en el Parlamento del proyecto impulsado por el gobierno de Pedro Sánchez, quien ha establecido que la nueva medida tendrá, eso sí, ciertas condiciones y requisitos que deberán cumplir los pacientes que opten por su aplicación.

Los legisladores oficialistas, de izquierda, liberales, nacionalistas e independistas dieron visto bueno a una ley que despenaliza la eutanasia y regula la ayuda médica para morir como un derecho, costeada por el sistema nacional de salud. El principal requisito, aunque suene redundante, es que el enfermo confirme su voluntad de hacerlo en cuatro procesos.

El paciente podrá contar con la aplicación médica de este proceso alrededor de cinco semanas luego de solicitarla, aunque debe cumplir con ciertas condiciones legales y etapas. Los especialistas deberán informarle las alternativas y de los cuidados paliativos disponibles.

La ley regula también la posibilidad de pedir ayuda para morir en un documento de instrucciones previas, el conocido como «testamento vital», al que se recurrirá cuando la persona no pueda realizar una solicitud de forma autónoma y consciente.

¿Quién puede solicitar la eutanasia en España?

Los mayores de edad; quienes deben tener la nacionalidad española, ser residentes legales en ese país o contar con un certificado de empadronamiento que acredite un tiempo de permanencia en el territorio superior a doce meses.

¿Cuándo y en qué condiciones se puede solicitar la eutanasia en España?

En primer lugar, hay que considerar que la ley entrará en vigor después de tres meses de su aprobación, por lo que todo el proceso para que sea considerado en el sistema público y la legislación tomará varias semanas. Los pacientes la podrán solicitar cuando reporten que sufren «una enfermedad grave e incurable» o un «padecimiento grave, crónico e imposibilitante», el cual afecte a la autonomía y que genere un «sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable».

¿Cómo se puede solicitar la eutanasia y el suicidio asistido en España?

Los pacientes interesados deberán llenar dos solicitudes escritas de manera voluntaria, con al menos quince días entre ambas, aunque el médico responsable puede acortar el plazo si cree que existe riesgo «inminente» de «pérdida de la capacidad» para otorgar el consentimiento informado.  El solicitante también tiene la opción de poder revocar la petición en cualquier momento o pedir su aplazamiento. Tras el primer paso de solicitud, el médico responsable realizará con el paciente un «proceso deliberativo» sobre su diagnóstico, posibilidades terapéuticas y resultados esperables, así como los posibles cuidados paliativos, un análisis que se repetirá tras la segundo documento. Posteriormente, el especialista volverá a preguntar al paciente si desea desistir o continuar con el proceso, en caso de que lo confirme, el profesional de la salud responsable deberá tratar el caso con un «médico consultor», que tendrá un plazo de diez días para corroborar el cumplimiento de las condiciones.

¿Quiénes serán los responsables de aprobar o rechazar la aplicación de la eutanasia en España?

En cada región española se constituirá una «comisión de garantía y evaluación», compuesta por personal médico, de enfermería y juristas, que será responsable en última instancia de autorizar cada proceso de eutanasia. El presidente de la comisión designará a dos miembros que tendrán siete días para verificar que la solicitud cumple los requisitos legales. Las resoluciones desfavorables podrán ser recurridas en la jurisdicción contencioso-administrativa.

El paciente podrá elegir la forma en que se aplicará la eutanasia en España

Si quiere seguir adelante, el paciente tiene derecho a elegir cómo quiere recibir la ayuda para morir: que el personal médico le administre directamente una sustancia o que se la prescriba o facilite, de modo que se la pueda «autoadministrar». En el primer caso, la ley establece que el equipo sanitario asistirá al paciente hasta el momento de la muerte. En el segundo, que «mantendrá la debida tarea de observación y apoyo a éste hasta el fallecimiento». El proceso podrá realizarse en centros sanitarios públicos, privados o concertados o en el domicilio del enfermo. El fallecimiento tendrá la consideración legal de muerte natural.

¿Qué garantías hay sobre la aplicación de la eutanasia en España?

La eutanasia estará incluida en la cartera común de servicios del sistema nacional de salud de España y será de financiación pública. Los servicios sanitarios regionales deberán garantizar la prestación. La ley reconoce a los profesionales sanitarios el derecho a la objeción de conciencia, que deberán manifestar de forma anticipada y por escrito.

Información por MILENIO