Mitos y realidades de la vacuna contra la influenza

0
109

Algunas personas subestiman los riesgos de esta enfermedad respiratoria, sin embargo, lo más eficaz para evitar los síntomas es vacunarse

CIUDAD DE MÉXICO.-

La influenza es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa.

Los síntomas incluyen fiebre alta repentina, dolores musculares, escalofríos, dolor de garganta, congestión nasal, fatiga y malestar en el pecho que puede ser leve a grave.

Lo más eficaz para evitar enfermarse es vacunarse cada año y así prevenir la influenza y una complicación respiratoria.Sin embargo, existen muchos mitos sobre la vacuna que hacen que las personas no quieran vacunarse.

En la Ciudad de México, este primero de octubre inicia oficialmente la campaña de vacunación contra la Influenza.

Es prioridad que se vacune a menores de edad, a adultos mayores y personas con alguna comorbilidad.

Las vacunas estarán disponibles en todos los centros de salud, hospitales del IMSS e ISSSTE y en los kioskos de Salud instalados en las 158 colonias de atención prioritaria.

  • Mito 1: Las personas sanas no necesitan vacunarse. 

Realidad: Cualquier persona puede contraer la influenza, ya que es un virus que se contagia fácilmente. Ante ello, todas las personas de 6 seis meses en adelante se deben vacunar cada año. Antes de vacunarte, consulta al médico o informa si presentas síntomas de alguna enfermedad.

  • Mito 2: Si me vacuno, me enfermo. 

Realidad: La vacuna de la influenza no puede contagiarte. Muchas personas confunden los síntomas de resfriado y otras enfermedades con la gripe.

Los efectos secundarios más comunes de la vacuna contra la influenza son: dolor en el brazo, un poco de fiebre o dolores leves, por lo que los cuidados son mínimos a comparación de una infección por influenza.

  • Mito 3: La influenza es sólo un resfriado

Realidad: Algunas personas subestiman los riesgos de la influenza que puede provocar una enfermedad grave, como la neumonía y es capaz de enviar al hospital a quien la padece. Las complicaciones pueden ser mortales especialmente en niños y ancianos.

La mayoría de las personas que fallecen a causa de la influenza no fueron vacunadas.

  • Mito 4: Me vacuné el año pasado, ya no es necesario hacerlo este año. 

Realidad: Si te vacunaste contra la influenza el año pasado, no significa que estés protegido este año, los virus cambian de un año a otro, por lo que es necesario vacunarse cada año, pues la vacuna se actualiza anualmente.

 

Información por EXCELSIOR