La verdadera historia detrás de la Ley de Murphy

0
18

 

 

Siempre se ha pensando que el Murphy de la Ley de Murphy es el capitán Edward ‘Ed’ Murphy Jr, un ingeniero aeroespacial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

¿La frase? «Todo lo que puede salir mal, saldrá mal».

Aunque no está tan claro que fuera idea suya. La frase la popularizó el coronel John Paul Stapp.

Pero resulta que ese capitán dijo algo totalmente diferente; pero, sobre todo, quería decir algo totalmente distinto.

La Ley de Murphy no es la que conocemos…

La frase que realmente pronunció no fue la que ha pasado a la Historia, sino una muy diferente que nada tiene que ver con la base científica con la que siempre se ha asociado a la Ley de Murphy.

Siempre se ha vinculado esta ley a la Segunda Ley de la Termodinámica, que se basa en la observación de que, abandonados a sí mismos, los sistemas tienden a volverse más desordenados.

La frase que sí pronunció Murphy era una crítica, llena desconfianza hacia un grupo de mecánicos de la Base Aérea de Edwards.

En realidad lo que dijo fue: «‘Si hay alguna manera de que puedan hacerlo mal, lo harán»

Ed Murphy trabajaba en un equipo de las Fuerzas Aéreas que estaba tratando de mejorar la precisión de las mediciones de la Fuerza G.

Había que instalar unos extensiómetros en el arnés del modulo de pruebas y los mecánicos que debían ocuparse de hacerlo los instalaron, por equivocación, al revés.

Cuando empezaron a hacer las primeras lecturas, siempre daba cero. Era un error fácil de cometer, pero Murphy, según han revelado con los años sus compañeros de equipo, era un perfeccionista.

El caso es el que el comentario caló hondo en la base y comenzó lo que no se puede explicar de otra forma que no sea como un caso claro de «teléfono descompuesto».