‘Golondrinas’ a las conferencias Covid vespertinas

0
34

*Fueron 451 conferencias vespertinas donde se dieron a conocer ejercicios de transparencia sobre el impacto de la pandemia de Covid-19 en el país.

CIUDAD DE MÉXICO.- La incertidumbre y temor que se generó por el surgimiento de un nuevo virus en 2020, que colocó al mundo en una situación de emergencia, tuvo en México una referencia fundamental para entender lo que estaba por llegar.
Las conferencias de prensa que iniciaron en la Secretaría de Salud el 22 de enero de 2020, y muy pronto pasaron al salón Tesorería de Palacio Nacional, se convirtieron en la principal fuente de información sobre la enfermedad de Covid-19.
Ahí, la población pudo conocer la causa de la alarma iniciada en Wuhan, China, por una infección respiratoria grave, con alto índice de mortalidad que tenía desconcertados a los científicos del mundo.
Desde el principio, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, se ubicó como la figura principal para entender la epidemia y las acciones que emprendería el gobierno para tratar de mitigarla.
Entre ellas, la Jornada Nacional de Sana Distancia, con la que se pidió a la población quedarse en casa para frenar la transmisión del virus; también surgieron personajes como “Susana Distancia” y el “Escuadrón de la Salud”, y más recientemente el “Dr. Armando Vaccuno”, que informa sobre la Estrategia Nacional de Vacunación, y la creación del semáforo epidemiológico de riesgo, que opera desde junio de 2020.
Acompañado del director general de Epidemiología, José Luis Alomía; Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, y Ruy López Ridaura, director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, López-Gatell dio a conocer no sólo los datos diarios de contagios y decesos, también propició la participación de especialistas en los diversos campos de la medicina, como epidemiología, infectolología, virología, neumología, medicina intensivista, enfermería, que explicaron a los mexicanos todo lo relacionado con este nuevo virus.
Encuentros a los que también acudieron los más destacados expertos del campo médico y los directores de los Institutos Nacionales y Hospitales de Alta Especialidad, y de diversos centros nacionales como el de Transfusión Sanguínea. También acudió la jefa Fabiana, encargada de la División de Programas de Enfermería del Instituto Mexicano del Seguro Social, quien destacó porque, en momentos de saturación hospitalaria, hizo un llamado a la población para quedarse en casa y mantener las medidas de prevención.
Las 451 conferencias vespertinas fueron también un ejercicio de transparencia sobre el impacto de la pandemia de Covid-19 en el país, en las que, como principal voz, López-Gatell dio a conocer el primer caso confirmado en el país el 28 de febrero de 2020, aunque la noche previa anunció en redes sociales que en una primera prueba el resultado había sido positivo al nuevo coronavirus. También informó sobre el primer deceso por esta enfermedad, el 18 de marzo de 2020.
Y fue motivo de cuestionamientos al inicio de la epidemia, cuando buscaba explicar el concepto de “aplanamiento de la curva” de contagios.
Conforme aumentó su notoriedad también surgían las críticas al manejo de la pandemia, las cuales casi siempre omitían varios factores fundamentales, como las deficiencias que durante sexenios se acumularon en el sistema nacional de salud, como los 400 hospitales abandonados o inconclusos y la falta de personal de salud especializado para atender esta emergencia.
Esto, sumado a las deterioradas condiciones de salud de muchos mexicanos, como la alta prevalencia de obesidad, diabetes y otros padecimientos crónicos, que fueron causa de la elevada mortalidad que registra México y en la cuales hizo énfasis diariamente el doctor López-Gatell.
En las conferencias de prensa, la población conoció sobre las acciones que se llevarían a cabo, como la reconversión hospitalaria, con la cual se garantizó que todos los enfermos tuvieran acceso a una cama para recibir atención médica. En México no hubo –como sí pasó en otros países– casos de personas fallecidas que fueran abandonadas en las calles.
Ayer, concluyeron los reportes diarios televisados sobre la evolución de la pandemia. Se tienen 20 semanas de control de sus principales indicadores en la mayor parte del país. Pero López-Gatell aseguró una vez más que no se cerrará el canal de comunicación y se seguirá informando a la población sobre el curso de la pandemia, así como del plan nacional de vacunación.
Con información de La Jornada