Diamela Eltit: “Aunque la mujer es reconocida en sus derechos, es violentada”

0
16

Voz de la resistencia en los años de la dictadura, la escritora chilena recibe el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances por su capacidad para interpretar las identidades culturales de su país.

Hoy, Diamela Eltit se encuentra en Guadalajara para recibir el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances. Es un 2021 un tanto extraño si se toma en cuenta que venimos de un “tiempo desconocido, inédito”, en sus propias palabras, pero también de alegría luego de que le fue concedido el Premio Carlos Fuentes a la Creación Literaria, apenas en agosto pasado.

“Siempre he seguido una misma ruta. Mi vida está centrada en lo literario: mis preocupaciones culturales, vitales, han estado muy ligadas a lo literario. Desde la primera novela (Lumpérica), la gran tarea ha sido escribir la otra. Yo misma no he cambiado en tanto escritora, en tanto a la necesidad y el deseo de escribir. Sigo con las mismas seguridades e inseguridades del primer libro. La gran seguridad es que necesito escribir. La gran inseguridad es saber si puedo hacerlo bien”.

Nacida en Santiago de Chile (1949), Diamela Eltit construyó con su literatura un espacio de reflexión crítica y de rebeldía, sobre todo en los años de la dictadura, a partir de su trabajo como integrante del Colectivo de Acciones de Arte (CADA), lo que le permite hablar sobre el compromiso de la palabra, del creador mismo frente a la realidad.

“No hay literatura neutra, de eso estoy segura. Definir una literatura como neutra es político, es una política de la neutralidad. Pienso que la ficción, de una u otra manera, porta políticas; ahora bien, son políticas ficcionales, que tienen que ver con creatividades, aunque apuntan a lo real. No importa qué escenario abra esa escritura, sin embargo, uno puede leer desde un lugar irreal, de manera muy nítida, un realismo”, asegura Diamela Eltit en entrevista con MILENIO.