David Amess, el diputado católico provida y defensor de los animales asesinado a puñaladas en Reino Unido

0
21

«Es Navidad y todo el país parece inmerso en los preparativos para celebrar ese día», en el que «nació el niño Jesús», aseguraba el diputado conservador David Amess en diciembre de 1996. Empezaba de esta forma su alegato para defender ante la Cámara de los Comunes una enmienda a la ley del aborto británica que permitiera la interrupción del embarazo únicamente cuando hubiera un riesgo claro para la madre de sufrir lesiones graves, más allá de los propios de toda gestación.

La oposición a la práctica del aborto, así como su defensa de los animales, eran dos de los rasgos por los que más se conocía a Amess, un veterano del Parlamento de Londres que el pasado marzo

había cumplido 69 años. Este viernes murió asesinado a puñaladas durante un acto con sus votantes en el condado de Essex, supuestamente a manos de un joven de 25 años que fue detenido tras la brutal agresión y que, según diarios británicos, es de origen somalí

Nacido en 1952 en la localidad de Plaistow, al este de Londres, y educado en la fe católica, David Amess entró en el Parlamento hace casi cuatro décadas, en 1983, por Basildon, en Essex. Conservó el puesto hasta que se presentó en las elecciones de 1997 por la circunscripción del oeste de Southend-on-Sea, en el mismo condado, por la que obtuvo el escaño que retuvo hasta su muerte.

Contra la caza del zorro y el maltrato animal

Durante su extensa vida política fue un activo miembro de la Cámara. Además de por sus iniciativas provida, se destacó por la defensa del bienestar animal, respaldando la prohibición de la caza del zorro, la ley de protección de caballos, burros y mulas frente al trato cruel, y como miembro del patronato de la Fundación de Bienestar Animal Conservadora.

También apoyó una propuesta para mantener calientes los hogares del país, que se convirtió en ley en diciembre de 2000, según consta en la información del diputado en la web del Parlamento.

Una de sus últimas preocupaciones fue, precisamente, los crímenes por apuñalamiento que azotan al Reino Unido. Hace tan solo siete meses pidió en el Parlamento al primer ministro, Boris Johnson, tomar medidas frente a ese fenómeno, conmovido por el asesinato con arma blanca de un joven de 18 años en su circunscripcion el pasado febrero, informa la corresponsal de ABC en Londres, Ivannia Salazar.

El primer ministro británico, al expresar su pesar por el asesinato del diputado conservador, destacó este viernes su «impresionante» historial de leyes aprobadas «para ayudar a los más vulnerables».

En el ámbito local, abogó por la obtención por Southend-on-Sea del estatus oficial de ciudad. La decisión se tomará en 2022, en el marco del 70 aniversario del acceso al trono de la reina Isabel II. David Amess no podrá ver si la localidad a la que consagró las últimas décadas logra su objetivo.