Chocan Bolivia y México por cerco a embajada; SRE acusa vigilancia excesiva

0
31

La presencia del personal de seguridad se dio tras la renuncia de Evo Morales; la canciller del país sudamericano asegura que los agentes no ingresarán a las instalaciones de la misión diplomática.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de nuestro país externó su preocupación por lo que consideró un excesivo despliegue de personal de servicios de inteligencia y de seguridad en torno a la residencia y la embajada de México en Bolivia, donde se encuentran refugiados al menos 20 exfuncionarios y legisladores afines al expresidente Evo Morales.

En un comunicado, la cancillería mexicana expresó su confianza en que el país sudamericano respete la inviolabilidad de los inmuebles diplomáticos y garantice el resguardo y la protección de la integridad física del edificio de la misión.

La presencia de agentes de seguridad se registró desde el pasado 11 de noviembre, tras la renuncia de Evo Morales.

Ayer, mediante su cuenta de Twitter, Morales expresó su repudio a que “el gobierno de facto viole la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas al cercar la residencia mexicana”.

En tanto, Karen Longaric, canciller boliviana, rechazó que agentes de seguridad planeen ingresar a la embajada de México en Bolivia.

Agregó que el gobierno de  nuestro país ha desconocido las atribuciones de la presidencia pro tempore de Bolivia, por lo que esa nación no estará en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la cual se llevará a cabo en México, en enero.

Policías de Bolivia cercan la embajada mexicana

La SRE alertó que desde noviembre hay uniformados cerca de  la sede diplomática, donde hay más de 20 funcionarios asilados.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana expresó su preocupación por la presencia excesiva de personal de servicios de inteligencia y de seguridad que vigilan la Residencia y la embajada de México en La Paz.

La presencia de agentes de seguridad se registró desde el pasado 11 de noviembre cuando tras la renuncia de Evo Morales al menos 20 exfuncionarios y legisladores afines al líder socialista están refugiados.

“México confía en que se respetará la inviolabilidad de los inmuebles diplomáticos y se llevarán a cabo las medidas correspondientes para garantizar el resguardo y la protección de la integridad física del edificio de la misión diplomática”, añade el comunicado.

Ante esto, el gobierno de México llamó a las partes que integran al Estado Plurinacional de Bolivia para cubrir cabalmente las obligaciones que tienen como Estado de respetar el artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

“Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión”, sostiene el acuerdo diplomático.

Sobre algunos de los refugiados pesan órdenes de captura, pero la sede diplomática se ha negado a entregarlos.

Mientras que La Paz rechaza darles salvoconductos para salir del país.

De igual forma, el documento previene que la embajada y residencia oficiales, así como su mobiliario y medios de transporte de la misión no podrán ser objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución.

Al respecto se pronunció Morales.

“Repudiamos que el gobierno de facto al estilo de la dictadura militar viole la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas al cercar la residencia mexicana con policías y utilizar drones que violan su espacio aéreo para amedrentar y poner en riesgo la seguridad los asilados”, expresó vía Twitter.

Las Madres de la Plaza de Mayo aseguraron que las fuerzas de seguridad de Jeanine Áñez amedrentan a asilados en la embajada argentina en La Paz.

“Ellos quieren venir para la Argentina o a México y no los dejan, no respetan el derecho que tienen, porque hay derechos, porque es una dictadura”, acusó Hebe de Bonafini, presidenta de la organización.

DESCARTAN INVADIR RECINTO

La canciller boliviana, Karen Longaric, rechazó que agentes de seguridad planeen ingresar a la embajada de México en Bolivia.

“Respecto a la posibilidad de que la fuerza pública boliviana ingrese al recinto diplomático de México, debo decirle categóricamente que eso es imposible, nosotros somos un país y ésta es una cancillería respetuosa de las inmunidades diplomáticas”, declaró ayer.

Longoric afirmó que su país no estará en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que será en México en enero.

“El gobierno de México está actuando al margen de los procedimientos para el funcionamiento orgánico de la Celac, desconociendo las atribuciones de la presidencia protempore de Bolivia”, expresó Longaric en una nota entregada a los embajadores de la Celac.

Ayer, México denunció presencia policial en la embajada de nuestro país en La Paz.

Fuente: Excelsior