TRANSICION

0
15

Quien espía en Sinaloa II

¿Habrá duelo de Espías en Sinaloa?

Oswaldo Villaseñor

Enrique Inzunza marca su territorio en la Secretaría General de Gobierno. De eso no cabe duda. La salida –ya no podemos decir en tiempo record porque ya han salido otros 4 antes cuando menos- del Director de Gobierno Pepe Domínguez, así lo demuestra. Con este cambio, Enrique ganó un espacio que antes era del Gobernador Rocha.

No hay ninguna duda de la muy buena relación de amistad de años entre José “Pepe” Domínguez y el gobernador Rocha. Ambos son contemporáneos, son de la vieja izquierda mexicana que pasadas las revueltas, encontraron en los gobiernos priistas sus respectivos campos de trabajo.

Ambos estuvieron cerca de Juan Millán y no se diga de Jesús Aguilar, con quienes ocuparon cargos de primer nivel en su gobierno, pero sin abandonar sus respectivas trincheras ideológicas.

En fin, la amistad entre Pepe Domínguez y Rubén Rocha data de muchos años atrás.

¿Y entonces porqué su salida de la Dirección de Gobierno? Aquí la historia que ya se cuenta.

¿Tiene que ver con acabar con el supuesto espionaje de Gobierno? Tal parece que no, y podría ser para todo lo contrario.

1.-En la actualidad la Dirección de Gobierno operaba con mucho personal. Su tarea principal era la de recabar información sobre las diferentes problemáticas sociales, darle seguimiento y de paso reportar e informar de las actividades públicas de personajes políticos, empresariales, luchadores sociales etc.

Tal como lo dijo el propio Secretario General de Gobierno, no se encontró equipo alguno para realizar prácticas de espionaje, ni información o contenidos obtenidos mediante ésta práctica.

2.-Durante la campaña por la gubernatura de Sinaloa, los agentes de la dirección de Gobierno del Estado, acudían a todos los eventos de los candidatos para reportar e informar los resultados, lo dicho y las presencias de personajes claves que los acompañaban.

Desde luego se trataba de la presencia de estos agentes en los eventos. El ahora gobernador Rocha se quejó incluso de la presencia de estos agentes y sacó rentabilidad política en plena campaña de estos hechos.

3.-Hoy, el espionaje no se da enviando agentes a eventos públicos de tal o cual personaje. El espionaje va mucho más allá y es invasivo e invisible. Para ello hay mucho equipo tecnológico al alcance ya no solo de gobiernos, sino de particulares con capacidad económica para adquirirlos.

4.-En la nueva práctica del espionaje no se requiere de tanto personal informante. Eso es cosa del pasado. Hoy se requiere de poco personal pero especializado en el uso de equipos y software. Entonces, en la Dirección de Gobierno, sobraba mucho personal y habría que despedirlo.

5.-Se dice que cuando Pepe Domínguez recibió la indicación de parte del Subsecretario General de Gobierno, de que por indicaciones del Secretario General de Gobierno, habría que recortar a 44 personas que muchos de ellos tienen años trabajando en dicha dirección, se opuso de primer momento.

Luego vino una fricción con el Subsecretario y luego con el Secretario General de Gobierno que no duró mucho. La decisión estaba tomaba por Inzunza y tendría que acatarse.

Pepe Domínguez acudió a hablar con su amigo el gobernador Rocha para exponerle el caso y expresarle su parecer del por qué no se debería de despedir a los trabajadores.

Como respuesta de Rocha encontró que había que darle un nuevo giro al quehacer de dicha Dirección y tanto personal era ya innecesario.

6.-Acto seguido y al ver que no había vuelta de hoja, Pepe Domínguez le presentó su renuncia al Gobernador Rocha por no estar de acuerdo con las medidas impulsadas por el Secretario General lo cual dificultaría su relación de trabajo futura.

Se dice que Rocha en aras de esa vieja amistad que los une, le pidió que no abandonara su gobierno y que aceptara otra posición más tranquila, donde se sintiera a gusto y así fue como lo mandó a la dirección administrativa del Cecyte, mientras se da la ocasión de jalarlo a algo mejor. El resto ya es historia.

7.-Así Enrique Inzunza ganó para él una dependencia muy importante para los nuevos tiempos que vienen. ¿Va a espiar o no?

¿Dónde están los equipos que se sabe sí existen y por evidencias concretas se da por un hecho de que sí?

8.-Enrique Inzunza no es ajeno a saber dónde están esos equipos. Tiene a su lado al maestro de maestros en el manejo de la información; Juan Millán.

No construir una nueva estructura de espionaje, colocaría al actual gobierno y a su proyecto personal, en desventaja con quienes sí lo tienen y no vacilarán en usarlo. Jesús Aguilar pagó caro haber dejado esa área y tarea en manos de la gente de su mentor.

9.-Así Pepe Domínguez, le pudo estorbar a Enrique Inzunza en esa nueva orientación que se le dará a la Dirección de Gobierno, aun cuando ambos le deban mucho a su mismo jefe político Juan Millán.

Y para remache. Que cosas. El Espía –Pepe Domínguez- El Espiado –Oscar Loza- y el gladiador que acaba con el espionaje- Enrique Inzunza- son hechuras y le deben sus carreras respectivas al mismo ex gobernador Juan Millán.

Respuestas sobre quien espía en Sinaloa, no las hay. ¿Y las habrá?

¿Se acabará el espionaje? Todo apunta que no. Habrá más y por varios bandos. Habrá duelo de Espías.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Ahora sí respiró hondo el ex gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, quien por cierto ayer andaba muy quitado de la pena en el béisbol.

Hoy muy temprano, llegó la información del Canciller Español de que está asegurado el Placet –Beneplácito- para que sea el próximo embajador de México en España. Es cuestión de días y de trámites.

Los rumores y las tentaciones de muchos por impedir que llegara a dicha embajada eran muchos.

Desde Sinaloa todavía ayer, se alentaba una carta al rey de España para que se le negara dicho beneplácito.

¿Quién alentó dicha carta de un padre de familia que en lugar de clamar justicia a la autoridad judicial actual, solicitaba la negación del placet a Quirino? Ufff…¿Tarea para el espionaje?. Ni tanto. Muy clarito todo.

OTRO PASITO.-El gobernador Rocha es resolutivo y ha mostrado mucha sensibilidad humana. En una manifestación que le hizo el personal sindicalizado del Ayuntamiento de Cosalá por no haber recibido aún el pago de sus aguinaldos, no se anduvo por las ramas ni escuchó mucho de las explicaciones dadas por la alcaldesa.

Ahí le dijo. Sean como sean y hayan adquirido esos derechos, hay que pagarles sus aguinaldos. Si hubo irregularidades, que se vean después y se haga lo que tenga que hacer, pero por lo pronto se les paga.

De volada arregló el problema que tenía ya semanas entre el personal sindicalizado y la alcaldesa de Cosalá.