Sin Línea 14 de marzo

0
84

*Denunciarán al químico penalmente
*Cuarta Transformación y Revanchismo
* ¿Rentar o comprar camiones tira basura?

DENUNCIARÁN AL QUÍMICO PENALMENTE

El empresario de espectáculo Show en Vivo, Luis Felipe Silva, se fue duro contra el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, a quien lo va a demandar penalmente por fraude, abuso de confianza y hasta extorsión.
Y es que en la conferencia que dio este jueves por la tarde, el empresario destapó la cloaca en donde señaló a dos funcionarios de Cultura donde se habían comprometido en exentarlo de los cobros de impuesto en la presentación de dos artistas a cambio de que él le llevara a Jesús Monárrez, en la toma de protesta de Luis Guillermo Benítez Torres.
Ante los representantes medios de comunicación, el empresario tijuanense reveló que el cheque que expidió para la contratación del espectáculo que se realizó en la Quinta Echeguren fue a cambio de que se le exentara en impuestos de dos futuros conciertos, a razón de la solicitud de dos funcionarios del Instituto de Cultura.

“Yo fui el que le pagué al artista su actuación, boletos de avión y el hotel, más de 150 mil pesos. Previo a yo acceder a traer al artista, el Ayuntamiento y el químico, con Irving y José Ángel, de Cultura, se comprometieron a eliminarme del cobro de impuestos a cambio de que yo trajera a Jesús Monarrez, cosa y situación que no pasó”.
Es por eso motivo que Felipe Silva se va ir con todo contra el químico que no lo bajó de nefasto y corrupto, señalándolo que es alcalde por el efecto dominó que hizo el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.
A sus más de 100 días de gobierno el presidente de Mazatlán no había recibido fuertes críticas y señalamientos, vamos a esperar cual será la reacción que tome en las próximas horas, y todo por haber cancelado la presentación de Pancho Barraza el próximo 6 de abril del presente año.

CUARTA TRANSFORMACIÓN Y REVANCHISMO

El alcalde de Mazatlán en muchos actos públicos, no importa que sea “lunes cívico” en donde niños de primaria no saben de política ni de ideologías, repite una y otra vez los resultados futuros de una Cuarta Transformación del país como si por el sólo hecho de decirlos machaconamente las cosas se van a dar con los cambios profundos que quiere el gran guru tropical.
Terco, como dice que es, López Obrador lo mismo desmonta estructuras económicas como el pretendido Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México para construirlo a su gusto, a su modo y donde él quiere y con el grupo empresarial de su elección, que desarticula el corporativismo político y sus fieles aliados con la vieja amenaza de ser entes corruptos que requieren también de cambios y de nuevos liderazgos para colocar a sus incondicionales como el regreso de la maestra Elba Esther Gordillo al Magisterio Nacional o la senaduría para “Napito” Gómez Urrutia, el nefasto hijo del líder minero de horca y cuchillo que era su padre, Napoleón Gómez Sada que por muchos años se beneficiaron al servicio del PRI.
Elba, “Napito” ni Manuel Bartlet significan cambios democráticos sino más de lo mismo pero ahora bajo el control de las nuevas formas de hacer política y con todo el poder que a López Obrador le da ser el Presidente de la República.

Allí está otra imposición que significa la nueva ministra de la Suprema Corte, Jazmín Esquivel, emparentada con el dueño del Grupo Riobóo, el constructor favorito de López Obrador.De otra parte, en muchas dependencias de gobierno federal está creando equipos paralelos con gente improvisada para sacar y correr a las viejas estructuras con tufo, dice, de ser priistas o panistas y que “representan” el viejo régimen. Lo mismo hizo con los “súper delegados” hacia los estados de la República y Jaime Montés en Sinaloa es nuestro caso, así como la Conapesca en Mazatlán en donde llegaron cientos de personas para sustituir a los veteranos empleados.
Es muy hábil el gran timonel nacional que con las conferencias mañaneras establece la agenda para insistir todos los días en los problemas de la corrupción y fustigar a los políticos de gobiernos pasados, pero sin hablar del Plan Nacional de Desarrollo, y sin haber trazado la ruta de un proyecto alternativo de nación, para sustituir al pernicioso neoliberalismo.

Aquí, en Mazatlán, el alcalde repica lo mismo y habla de la corrupción y que todos los funcionarios del pasado, sean del partido que sean, son corruptos, aunque no presenta denuncias penales ni inhabilitaciones. Tampoco presenta un Plan Municipal de Gobierno, no hay una hoja de ruta hacia dónde va la ciudad y puerto.
A nivel nacional y local, los dos presidentes administran la agenda de la corrupción y expresan que hay golpeteo político a sus gobiernos para administrar el poder con esa vieja idea de que siempre hay que tener enemigos, aunque no los encuentres, porque así mueven a esa parte de la sociedad que sólo desea satisfacer su ánimo de revancha contra el viejo PRI-PAN y el sistema político caduco, aunque en ello generen odio y rencor entre propios mexicanos y hasta en familias.
¿No es extremadamente presuntuoso, mesiánico y hasta obsesivo creerse un Hidalgo, Juárez o un Madero con una “revolución social” que llaman Cuarta Transformación?

¿RENTAR O COMPRAR CAMIONES RECOGEBASURA?

Esa es la cuestión. Rentar camiones para la recolección de la basura, va, afirmó el químico Benítez. Comprar camiones tira basura, va, contestándole la Sindica, Elsa Bojórquez, al tiempo que intercambiaron miradas, como diciéndose haber quién puede más. El químico respiró profundamente, y con la boca y los ojos le dijo medio encabritado a Elsita: “Elsa Bojórquez tú no eres autoridad ejecutiva”. Ella con los manos hechos nudos como puños, o como se diga, le reviró un curvón de a metro: “Es cierto no soy autoridad ejecutiva, pero si judicial y (búscale).

Algunos se mordían los dientes creyendo que eran las uñas, otros miraban al techo buscando finiquito y mientras los pichones hacían de las suyas en la plazuela. Y yo me dije sonriente porque el chisme me arrulla, el presidente y la síndica o la revés, están profundamente equivocados, dicho sea con todo respeto. Y mire porque: 1.- No se pueden adquirir los 4 “tirabasura” en una sola compra, si es cierto que nuestro presupuesto anda por la calle de la amargura según el Químico. 2.- Pero si se puede comprar un camión cada mes y medio, porque entran cada mes más de un millón de pesos mensuales que pagan los particulares, según nuestra sindi.

Y al llegar a esta salomónica conclusión me pregunté a mi mismo. ¿Entonces por que pelean la sindi y el presi? Se me hace que en estos dimes y diretes hay gato encerrado, y lo digo porque a la mejor ya están en el templete que brilla a lo lejos, pero no tan lejos, será que el 2021 se nos está anticipando y nadie quiere torcer el brazo, por aquello que el que madruga Dios le ayuda; pero les aconsejo que se atengan a otro dicho: “No por mucho madrugar amanece más temprano”. Hay que bajarle y sobre todo respirar hasta el fondo y pensar profundamente.