Reencuentro

0
67

+ López Obrador abucheado en estadio
+ Habituado ya, al aplauso, se molestó
+ Senado apoya a productores de maíz
+ 25 años después, el PRI sin rumbo

Por Heriberto Millán G.
heribertomillang@gmail.com

Poco a poco se empiezan a escuchar voces de descontento en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador. Abucheos y coros de “fuera, fuera”, los que se advirtieron en dos de sus presentaciones últimas. Grupo de madres de familia en el aeropuerto de Acapulco, le cuestionaron su decisión de eliminar apoyos a las estancias infantiles y en la inauguración, el sábado, del estadio de béisbol de los Diablos Rojos del México, un abucheo estruendoso.
En el estadio, no se apreció por ningún lado, la popularidad que arrojan las encuestas. Esto nos permite concluir que es en un estadio, de cualquier deporte, donde realmente se aprecia la popularidad de los políticos. Ahí no llevó dinero a regalar ni acarreados.
Evidentemente con todo y que ha dicho apoyará al béisbol, la afición le dio la espalda. No se puede quejar, entró al club de los abucheados.

Esa rechifla que se escuchó, nada más fue presentado, le obligó a replicar, “no voy a hablar mucho porque hay algunos de la porra del equipo FiFi”.
Como buen pelotero que presume ser, utilizó lenguaje beisbolero: “ahora si vamos a pichar, les voy a seguir tirando peje moña, con lisa, con recta de 95 millas y con curvas, vamos a seguir ponchando a los de la mafia del poder”.
No aguanta nada, que pronto se acostumbró al aplauso. Presuntuoso y volado que es, quizá le baje un poco el mareo que le produce ser gobierno. Aunque debo decirlo, respondió como si estuviera en campaña que es lo que le gusta.
Otro político que usó ese lenguaje, Malova, ya sabemos cómo le fue y como terminó.

Habituado a ruidosas muestras de apoyo casi en cada lugar que visita y con altos índices de aprobación, según diversas encuestas, López Obrador tuvo que responder a los notorios gestos de desaprobación de miles de asistentes al nuevo parque de los Diablos Rojos, que por cierto se impusieron a las ovaciones. Salió molesto. ¿Ya se le quitaría?
En Acapulco al grito de “fuera, fuera”, ¿dónde está el presidente que nos iba a apoyar?, gritaron mujeres de estancias infantiles.
El presidente las ignoró, pasó, las vio pero no se detuvo. El grupo de por lo menos 50 mujeres, señalan que en su modo de ver las cosas, la decisión del presidente, sin distinción, obliga a pagar justos por pecadores.
López Obrador finalmente llegó a su zona de confort, la reunión con banqueros de México, a quienes criticó y ahora alaba. No habrá tema de comisiones por pagar en servicios bancarios, les ofreció.

En poder del Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, el acuerdo de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, que le exhorta a establecer una base en la comercialización del maíz blanco para la región productora de Sinaloa.
Le piden haga las consideraciones necesarias para realizar los cálculos con los mismos criterios y en las proporciones correspondientes a las otras regiones productoras de maíz blanco en el país.
El objetivo es que las bases queden debidamente conciliadas con los productores y representantes de la industria del maíz.
Plantean que la base para el maíz blanco producido en Sinaloa sea el equivalente en moneda nacional de entre 59 y 70 dólares, con ello se asegura que el gobierno no tenga que erogar ni un solo peso público.
También el exhorto para que se impida la importación de maíz transgénico, reducción paulatina hasta eliminar por completo su ingreso al país, a fin de proteger la economía y el bienestar de los productores, así como el medio ambiente y la salud humana.
Lo tiene en el escritorio desde el martes anterior. A casi una semana, no hay ningún acuerdo sobre el particular. Es importante lo decidan a la brevedad.

Pues se cumplieron 25 años del fallecimiento de Luis Donaldo Colosio. Durante todo ese tiempo, se ha mantenido vigente el legado del malogrado candidato a la presidencia de México. Lo reconocen y es parte de un discurso que no falla cada año. Se lo saben de memoria, pero lo cierto es que no se ha hecho nada, cada quien tiene su librito a la hora de dirigir al partido, tanto a nivel nacional como estatal y municipal.
Cierto, esperan línea pero en lo fundamental que hoy fue común denominador, a 25 años de distancia sigue vigente el legado de Colosio. Expusimos en nuestra última entrega su decálogo en el partido. Es exactamente lo que ahora falta.
Lo admite Claudia Ruiz Massieu, al afirmar que en tiempos de la renovación del PRI, el legado de Luis Donaldo Colosio está más vivo que nunca. “Se equivocan quienes piensan que la transformación democrática de México exige la desaparición del PRI”, una frase del sonorense que tampoco pierde vigencia.
Es cierto, su ejemplo los motiva a luchar por un mejor país, todos los días.
Pues que le apuren. En Morena no descansan.