El mérito de los programas sociales es de los ciudadanos que pagan sus impuestos: Mario Zamora

0
10

 

• El senador Zamora destacó que es momento de reconocer al ciudadano que paga sus impuestos y hacerle saber que estos contribuyen al subsidio de los programas sociales; así como evitar su mal uso en beneficio de algún funcionario, actor o partido político, e incluir una leyenda del origen de sus recursos.

Durante la sesión ordinaria del Senado, Mario Zamora presentó una reforma al artículo 4 de la Constitución para fortalecer la parcialidad, transparencia y garantizar el buen uso de los recursos públicos de la política social. Resaltó que es importante reconocer a los ciudadanos que pagan impuestos con su esfuerzo y trabajo, así como conozcan que gracias a su contribución existen los programas sociales, a los cuales pueden acceder.

Señaló que los programas sociales no son propiedad del gobierno ni de algún funcionario, sino de los propios ciudadanos; indicó que en la práctica hay quienes se apropian de ellos, con el objetivo de realizar la promoción de su persona, proyecto o partido político, olvidando realmente que es una obligación y responsabilidad del Estado; por lo que genera la percepción de que el origen de dichos programas sociales está en la buena intención del funcionario público.

“Nadie puede adjudicarse la benevolencia de construir o formular una política social desligada del origen del gasto público y las prioridades constitucionales y legales para su ejercicio, pues es obligación del Estado”, sentenció el legislador mochitense.

En ese sentido, la propuesta del senador Zamora adiciona un párrafo para garantizar de manera textual el acceso de todos los ciudadanos a los programas sociales; cuya publicidad e información relativa a ellos, no podrá incluir nombres, frases, colores, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción de cualquier servidor público, imagen institucional del gobierno en turno o partido político.

Además, propone que, en toda la publicidad e información de los programas, se incluya la leyenda: “Este programa es público, ajeno a cualquier funcionario público o partido político y sus recursos provienen de los recursos presupuestales sustentados en los ingresos públicos. Queda prohibido el uso para fines distintos al desarrollo social”.

Finalmente, el Senador hizo un llamado a todas las fuerzas políticas para fortalecer el marco normativo que regula la operación y uso de los recursos públicos de la política social.