Conmemoran 91 aniversario luctuoso del Gral. Álvaro Obregón

0
18

*Autoridades municipales de Escuinapa
Escuinapa. – Al conmemorar el 91 aniversario luctuoso del Gral. Álvaro Obregón, autoridades municipales encabezadas por el Dr. Emmett Soto Grave, presidente municipal, realizaron izamiento de bandera a media asta.
Regidores, funcionarios, servidores públicos, elementos de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, y elementos de Protección Civil, rindieron honores al ex presidente de México, a fuera de Palacio Municipal.
Un día como hoy del año 1928, falleció en el restaurante “La Bombilla”, a manos de José de León Toral, dibujante e iniciador de la Guerra Cristera, en México.
La encargada de dar a conocer la reseña histórica y bibliografía del ex revolucionario fue, Daniela Bedolla Lizárraga, jefa del departamento de la Unidad Rápida de Gestión Empresarial.
Álvaro Obregón Salido nació el 17 de febrero de 1880 en Siquisiva, Navojoa, Sonora. Hijo del matrimonio alamense conformado por don Francisco Obregón Gámez y de doña Cenobia Salido Palomares. Ese mismo año quedó huérfano de padre, por lo que su madre debió ausentarse del hogar familiar encargando la crianza del niño Álvaro a sus hijas mayores: Cenobia, María y Rosa. Después entró a la escuela local, de la que su hermano José era el director. Ahí aprendió las primeras letras y estudió matemáticas, historia y geografía. Pronto incursionó en la poesía, carpintería, música y comercio.
Tras caer el gobierno de Díaz, y llegar los ímpetus revolucionarios a Sonora, José Obregón fue nombrado alcalde interino de Huatabampo, en junio de 1911. Una vez que se publicó la convocatoria para elecciones de alcalde constitucional, Álvaro Obregón resolvió presentarse como candidato. Durante el mandato de su hermano, Obregón desempeñó funciones administrativas que le permitieron rozarse con un gran número de gente y comenzó así su carrera política.
Álvaro Obregón se convirtió en presidente constitucional de México a la medianoche del 1 de diciembre de 1920. Durante su mandato intentó concluir el proceso de pacificación nacional que inició Adolfo de la Huerta, y comenzó la repartición de tierras a los campesinos del Estado de México y Morelos, como parte de su proyecto de reforma social.
El acto protocolario de izamiento de bandera culminó, después de la reseña histórica del ex presidente de México, rompiendo formación los asistentes.