Zona Mixta: La misma historia.

0
44
Ricardo_Ferretti_director_Tri-seleccion_mexicana_futbol-entrenador_Tri_MILIMA20150824_0380_8.jpg

Por: Alberto Camacho

El resumen del México contra Trinidad y Tobago me confirmó dos cosas: Christian Martinoli es menos expresivo con su crítica y su estilo de narrar los juegos de la Selección Nacional, como que ya le dio miedo expresar su opinión de manera larga y tendida como solía hacerlo; y la otra, no importa quién sea el técnico del tricolor, el equipo jamás va a tener orden defensivo.

Algunos comentaristas de las grandes televisoras resaltaron el crecimiento que está teniendo la selección de Trinidad y Tobago, yo pienso lo contrario, lo que está sucediendo es que México está inmerso en una crisis alarmante…bueno, la selección se la vive en crisis, nunca he visto un periodo de relativa estabilidad, cosa que me deprime de cierta manera.

Se supone que Ricardo Ferretti es un técnico muy enojón y perfeccionista, se la vive gritándole a sus jugadores y es de los que no festeja cuando su equipo anota un gol.

Entonces, bajo esa premisa, ¿por qué andaba aplaudiendo el gol de Héctor Herrera (el cual dicho sea de paso fue un golazo) y sonriendo por algo que significaba empatarle a TRINIDAD Y TOBAGO?, ¿qué es lo que está pasando?

¿Ahora es mérito rescatar un empate ante una selección inferior? No sé qué está sucediendo la verdad, incluso hasta al técnico más estricto que existe en México la selección lo echa a perder…y decían que el América echaba a perder a jugadores y técnicos.

En fin, la misma historia de siempre, México es una comedia en la zona defensiva, de plano ni como echarle la mano a la zaga del conjunto tricolor, sin duda en ese aspecto deberá trabajar Ferretti de aquí al martes que se midan a Argentina, quienes harán llorar a todos los defensores, de eso no habrá ninguna duda; la

selección debería agradecer que no vienen Ángel Di María ni Javier Pastore y solamente tendrán que arreglárselas con Messi…Poca cosa.

Bueno, suerte a los “Tucaboys”.

=0=

Como información rápida, la selección de Holanda está a nada de quedar fuera de la Eurocopa 2016 a celebrarse en Francia; al parecer se contagiaron de la mediocridad de México y están jugando de una manera bastante similar a la Selección Azteca, no obstante, para ellos está peor el asunto porque tienen un cartel tres veces más grande, así como una plantilla muchísimo más talentosa…la vida les está cobrando el clavadazo de Robben.

También vale la pena mencionar que en materia de Fórmula 1, Sergio “Checo” Pérez finalmente le está sacando jugo a su Force India, ya ligó dos carreras en las que completa el Gran Premio en una buena posición.

Primero en Bélgica consiguió el quinto puesto y ahora en Italia llegó en la sexta posición. Nos da gusto que el mexicano esté recordando sus antiguos días en Sauber, donde era un piloto regular en los primeros sitios de los Grandes Premios.

En cuanto a la parrilla de ganadores, bueno, no tiene caso mencionar que el ganador fue el británico Lewis Hamilton, desde el 2014 Mercedes tiene monopolizada la Fórmula 1, ¿pero qué creen?, BernieEcclestone, mandamás de la F1, viendo el aburrido espectáculo que se ve en cada Gran Premio, ha anunciado que en 2016 tiene planeado implementar motores de 10 cilindros dejando de lado los actuales de 6 cilindros turbocargados.

Mercedes pegó el grito en el cielo porque saben que ante un aumento en la cilindrada, dejarán de ser los reyes del asfalto, y por eso amenazaron con abandonar el Gran Circo… ¿Miedo?

Para el aficionado sería un sueño volver a escuchar el característico rugir de un motor de Fórmula 1, y a eso agréguele que por fin habrá emoción y competitividad

en las pistas de la disciplina, ojalá se concrete lo que plantea Ecclestone, no importa si Mercedes se retira, prefiero ver carreras donde el primer lugar tenga ventaja de segundo y medio a que Mercedes gane la carrera con diferencias de 60 segundos o más.

=0=

Por hoy hasta aquí le dejamos, ha sido un fin de semana bastante tranquilo y seguimos cargando las pilas para el viernes entrante, será una gran noche digna del recuerdo.

Nos leemos el viernes entonces.

Hasta la próxima.