Zona Mixta… Arranque “muy X”.

0
36
pumas-gallos_655x438.jpg

Por Alberto Camacho Sarabia

Tal vez sea la resaca mundialista y aún no asimilamos que la fiesta en Brasil ya concluyó, pero después de ver la jornada uno de la Liga MX (o “Liga muy X”) en su versión Apertura 2014, uno empieza a extrañar las tierras cariocas.

Partidos medianos y con equipos carentes de capacidad de reacción fueron algunas de las cosas que se vieron en esta primera jornada del balompié nacional, eso sin contar el pésimo arbitraje que se presentó en la mayoría de los cotejos, pero pues ni siquiera es novedad, ya nos dimos cuenta que los árbitros son malos en todo el mundo.

Obviamente hay que tomar en cuenta que el torneo va empezando, con el paso de las jornadas esperemos y tome forma este Apertura, pero por lo pronto vamos a ver qué dividendos dejó la jornada de este fin de semana.

Nos llevamos una grata sorpresa con los equipos de Pumas, Puebla y Pachuca, puesto que fueron los que mejor fútbol desplegaron en este arranque de campaña, a pesar de que pudieron haber mucho más en sus partidos, les alcanzó para sembrar ilusión entre sus seguidores.

Otros clubes que cumplieron bien a secas fueron Santos, América y Jaguares, ya que no fueron del todo espectaculares y eficaces, pero les alcanzó para llevarse el triunfo o en el caso de los chiapanecos, salvar el empate en su visita a Guadalajara.

En el caso del chiverío, así como de Cruz Azul, Xolos, Morelia y Toluca, se espera que sean los animadores del torneo por su consistencia en los últimos años o por su tradición en el fútbol mexicano, pero la realidad es que el nivel que demostraron en su presentación del torneo fue deplorable, equipos sin idea y con muy poco entendimiento entre sus jugadores; aunque la buena noticia es que van

empezando y aún hay tiempo de sobra para revertir la situación, por lo que no deben encenderse las alarmas, pero tampoco es para que se confíen.

=0=

En el caso de Dorados de Sinaloa, bueno, lo acontecido en el Estadio Banorte este fin de semana encaja en el famoso dicho de “la misma gata pero revolcada”.

Con todo y sus refuerzos, el club sinaloense sigue jugando a lo mismo: tímidos para atacar, poca claridad ofensiva y la ausencia de un delantero centro capaz de retener la bola y anotar en las oportunidades de gol que se le presentan, aunado a las equivocaciones por parte del Director Técnico al momento de efectuar los cambios.

Ilusionaron con la ventaja tempranera, pero el equipo se partió en la media cancha y dejaban avanzar al Atlante hasta la línea defensiva, y con atacantes como Giancarlo Maldonado y Narciso Mina, no pasó mucho tiempo para que los Potros de Hierro empataran.

De ahí en adelante, Dorados empezó a jugar tal y como lo hicieron el año pasado: sin proyección al frente, muchos pases laterales y pocos a los atacantes, mala movilidad de los delanteros y como mencionamos anteriormente, malas elecciones en los recambios.

Increíble que Diego Torres mande al campo a Luis Orozco como delantero en lugar de Rodrigo Prieto, quien se supone que llegó para cubrir esa vacante en el once titular, “El Chuleta” demostró ser un jugador tronco, lento y torpe para jugar a la pelota.

Junto a Orozco, José Manuel Ayoví fue otro de pésimo rendimiento en el terreno de juego, el ecuatoriano tuvo una buena pretemporada, pero para este cotejo decidió esconderse de la pelota y no explotar sus cualidades.

Ni hablar, la tropa sinaloense tiene mucho que arreglar de aquí al sábado, que será cuando enfrenten la jornada 2 del torneo, esta vez en calidad de visitantes en la casa del Atlético San Luis.

Si Dorados no mejora radicalmente, lo que traducimos en “ganar”, la gente una vez más abandonará el Banorte, puesto que el juego del sábado registró una asistencia de más de seis mil espectadores, la mejor en lo que va del 2014.

Pendientes.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, el próximo viernes en vista de que no hay fútbol entre semana le hablaremos sobre los acontecimientos de la MLB, así como las novedades existentes entre los tres equipos de Sinaloa en la LMP, hasta el momento solamente Culiacán le ha invertido generosamente a la plantilla, mientras que Cañeros de Los Mochis y Venados de Mazatlán andan comiendo moscas y es hora de que no contratan peloteros importantes, por eso no salen de donde mismo, parece que les encanta la mediocridad.

Le deseamos una muy buena semana.

Hasta la próxima.