Zona Mixta

0
44
1_773.jpg

Por: Alberto Camacho Sarabia

Cuando ya no podíamos dar más argumentos despectivos para el torneo Clausura 2014 de la Liga MX, el certamen va un paso delante de nosotros, ya que este fin de semana, tres de los equipos más populares de México se despidieron por la puerta de atrás de la liguilla por el campeonato veraniego, es decir, todo el atractivo de la liguilla se fue por el drenaje.

América, Pumas y Cruz Azul no pudieron hacer válida la ventaja que tenían en los partidos de ida, y fueron eliminados de manera sorpresiva por Santos, Pachuca y León.

El otro semifinalista es Toluca, considerado por muchos como el “quinto grande”, pero por más títulos que tenga, no le hacen sombra a los cuatro grandes del fútbol mexicano y es intrascendente lo que puedan hacer en lo que queda de campeonato, es decir, si ganan el título, ni fu ni fa.

Por partes.

Santos Laguna llegó a su estadio con una desventaja de 5-3 en el marcador global, el América increíblemente había hecho la hombrada en el estadio Azteca y parecía que navegarían por aguas tranquilas si mantenían el nivel de fútbol mostrado en la ida, y lo que pasó en Torreón es digno del recuerdo.

Antonio Mohamed una vez más echó a la basura la historia del equipo y planteó un partido que se desarrolló en la mitad de campo azulcrema en su totalidad, el arquero santista fue un espectador más porque las Águilas no atacaban, dándole la iniciativa total del juego a los de la comarca.

Tanto va el cántaro al agua hasta que lo rompe y Santos logró hacer tres goles que lo mandaron a la semifinal, uno fue autogol del “Topo” Valenzuela, que espero y con eso ya no lo lleven a Brasil y su puesto lo ocupe un defensa de servir.

Mohamed demostró ser un técnico sin capacidad, vividor y sin autocrítica, él mismo aseguró que la temporada no fue un fracaso y que al menos intentaron salir vivos de Torreón, palabras que fueran válidas si estuvieras dirigiendo a un equipo chico como: Atlante, Chiapas, Veracruz o qué sé yo, pero estás al mando de uno de los conjuntos más grandes de México, con esto demuestras que eres un fracasado.

Habrá que ver si la directiva lo corre (ojalá y sí), porque es increíble cómo echó a perder el gran trabajo de Miguel Herrera en tan solo cinco meses.

Por su parte Santos demostró que es un equipo para cosas grandes, si logra llevar el partido al arco contrario y encajonando al rival en su área, serán un oponente de cuidado, pero en el momento en que les empiecen a apedrear al rancho, ahí sí, a llorar.

El duelo que lucía más disparejo, León-Cruz Azul, arrojó una de las grandes sorpresas de la liguilla…Bueno no, es el Cruz Azul, siempre se espera que metan la pata así, digamos que ya nos acostumbraron a la misma historia.

El León ya estaba de vacaciones cuando les avisaron que iban a disputar la liguilla, y vámonos, echaron fuera al superlíder, campeón de CONCACAF, mejor local y demás, pero como ya dijimos, es el Cruz Azul.

Supuestamente los cementeros habían espantado a todos sus fantasmas con el título de Concachampions, bueno, quedó claro que no lo hicieron, porque el conjunto esmeralda demostró un fútbol muy eficaz y vertical que terminó por frustrar a la nación cementera una vez más.

Pachuca mandó a su casa a los Pumas de la UNAM, que se creían el Real Madrid con el nivel que mostraron en el campeonato regular (bastante medianito), pero que con una dosis del delantero tuzo Enner Valencia que anotó tres goles en la vuelta, los universitarios una vez más volvieron a su realidad.

Los hidalguenses demostraron que cuando quieren pueden ser muy peligrosos y eficientes, el problema es que la mayor parte del tiempo se la pasan robando oxígeno en la cancha, veremos si se aplican los 180 minutos de la semifinal.

Toluca fue el único que si hizo valer su condición de favorito, esperemos y ellos sean los campeones, fueron los que mejor jugaron fútbol junto al Cruz Azul, pero ya vimos cómo les fue a los celestes.

A pesar de que no ganaron en Tijuana, los escarlatas hicieron de su estadio un fortín y le pasaron por encima a los Xolos, ahora están estacionados en semifinal con un durísimo rival enfrente, el cual no tiene nada que perder pero sí mucho que ganar…Un bicampeonato por ejemplo.

Los duelos serán Toluca-León y Pachuca-Santos, duelos bastante impredecibles con lo demostrado en los cuartos de final, pero esperemos y le echen ganas, para que no esté tan molera la liguilla.

Pendientes con esto.

=0=

Seguimos con el camino a Brasil 2014, ya nos chutamos tres grupos y medio y ahora completaremos el sector E con las selecciones de Francia y Ecuador.

Primero que nada tenemos a la selección Francesa, una de las potencia del fútbol mundial y que ya tiene un título en su historial obtenido en 1998 precisamente en su territorio, en aquella final inolvidable ante Brasil.

Los galos tienen que reivindicarse a cualquier costo luego del fracasototote que protagonizaron en Sudáfrica 2010 donde se fueron a su casa temprano al caer eliminados en fase de grupos, sus rivales eran México, Sudáfrica y Uruguay, y precisamente los aztecas le propinaron una dolorosa derrota de 2-0.

La mayor parte del equipo del mundial pasado se mantiene, pero destacan las incorporaciones de jóvenes con un talento descomunal.

Hugo Lloris del Tottenham Hotspur es garantía en el arco, en la defensa están los siempre cumplidores futbolistas del Arsenal Bacary Sagna y Laurent Koscielny, sin embargo, la zaga se solidifica aún más con la inclusión del futbolista del Real Madrid Raphael Varane, a quien apodan “Don Limpio” por su pulcritud para marcar al rival y para robarle la pelota.

En la media cancha se encuentra el joven Paul Pogba, centrocampista de la Juventus de Turín y a quien ya lo manejan como el nuevo Zinedine Zidane, y no es en balde, parece que están clonados porque juegan igualito; junto a Pogba están Blaise Matuidi y Yohan Cabaye, ambos del París Saint-Germain, jugadores con una visión de juego increíble.

Adelante hay garantía de goles y desequilibrio con Franck Ribéry del Bayern Múnich y con Karim Benzema del Real Madrid, esta zona del campo es la más renovada, porque sus jugadores llegan en excelente forma al compromiso mundialista.

A pesar de que se clasificaron por repechaje, Francia tiene un fútbol muy vertical y que sabe sacar genialidades de la chistera cuando son necesarias, muy seguramente se clasificarán como líderes de grupo, aunque deberán cuidarse de Suiza.

Por su parte, Ecuador regresa al campeonato mundialista luego de ausentarse en el 2010 y ahora van en serio con una generación de futbolistas que tienen talento para llevar a los sudamericanos a octavos de final, más aún que juegan en honor del ahora fallecido Christian Benítez, ídolo nacional.

No tienen un grupo fácil, pero sí cuentan con lo necesario para hacerle frente a Suiza y a Francia y buscar ese segundo boleto a la ronda de octavos de final.

Los jugadores más destacados son el lateral del Manchester United Antonio Valencia, el mediocampista del Frustrazul, perdón, Cruz Azul Joao Rojas, Jaimen Ayoví de Xolos así como Walter Ayoví de Pachuca y por último, la joven promesa de Monarcas Morelia Jefferson Montero, ex Dorados por cierto.

La delantera es garantía con Felipe Caicedo que actualmente milita en el Al Jazaira de los Emiratos Árabes Unidos pero seguramente extrañará a “Chucho”, su mejor socio en días pasados.

Lo que Ecuador le puede ofrecer al mundo es velocidad y gambeta, cualidades con las que cuentan los 11 jugadores en el campo, y será a base de estas como podrán hacerle daño al marco rival.

El próximo viernes arrancaremos con el grupo más peleado del mundial como es el sector D, el cual está integrado por Inglaterra, Uruguay, Italia y Costa Rica, para que se dé una vuelta.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos una muy buena semana, y ya estamos a 38 días de Brasil 2014.

Hasta la próxima.