Zona Mixta

0
61
mlb_front.jpg

Por: Alberto Camacho Sarabia

Vuelve el béisbol.

El “Spring Training” ya quedó atrás, finalmente una temporada más del mejor béisbol del mundo se ha puesto en marcha en los Estados Unidos, lo cual dicho sea de paso es motivo de dicha entre los ciudadanos del país de las barras y las estrellas, el deporte favorito de Norteamérica por fin ha regresado y promete muchas cosas.

Ya no hay tiempo para hacer ajustes y correcciones, todo lo que se quiera rectificar se hará sobre la marcha y a la brevedad posible, por lo que los 30 equipos deberán estar concentrados al cien por ciento para los próximos 162 partidos que dicta la temporada regular en la Gran Carpa.

Aunque falta muchísimo para que la temporada culmine, en base a lo visto en el “Spring Training” se puede hacer una predicción de lo que pueda suceder durante el transcurso de la misma, y definir quiénes son los equipos que pintan para estar en la postemporada en octubre próximo.

Por la Liga Nacional, los favoritos a clasificar a los playoffs son: Nacionales de Washington, Gigantes de San Francisco, Dodgers de Los Ángeles, Bravos de Atlanta y los Cardenales de San Luis; mientras que en la pelea por clasificarse encontraremos a los Rojos de Cincinnati, Piratas de Pittsburgh, Padres de San Diego y a los Phillies de Filadelfia, estos equipos estarán a la espera de cualquier resbalón de sus rivales para colarse en la postemporada.

Por su parte, en la Liga Americana, “el nuevo circuito”, tendremos bastantes rostros familiares peleando por un boleto para la Serie Mundial: Angelinos de Anaheim, Atléticos de Oakland, Tigres de Detroit, Medias Rojas de Boston y los Yankees de Nueva York serán los que muy seguramente clasifiquen a playoffs; en la pelea estarán los Reales de Kansas City, Rangers de Texas, Orioles de Baltimore y los Marineros de Seattle.

Varios line-ups atractivos son los que hemos podido revisar en este día inaugural en las Grandes Ligas, y aseguramos que habrá peleas muy cerradas en la mayoría de las divisiones de ambas ligas por el boleto a postemporada, pero mientras tanto, a disfrutar del arranque de otra temporada de uno de los deportes más bonitos del mundo.

Pendientes.

=0=

Por otra parte, Dorados de Sinaloa comienza su preparación de cara a lo que será su último partido de la temporada regular del Clausura 2015, el cual no es un encuentro cualquiera, en él se juega el liderato, la clasificación a la liguilla e incluso la eliminación de la posible postemporada del circuito de plata del fútbol mexicano, no hay nada definido todavía.

El equipo áureo fue uno de los peores visitantes del torneo, sí, pero lo que lo tiene peleando en los primeros sitios es su asombrosa capacidad de sacar triunfos en su propio campo, los peces han estado imbatibles todo el torneo en Culiacán, y esa es la principal carta que tienen por jugar en caso de acceder a la liguilla del Ascenso MX.

Dorados para adjudicarse el liderato necesita derrotar a los Venados de Mérida este fin de semana en el Banorte, combinándose con un empate entre Necaxa y Atlético San Luis, de lo contrario, Dorados jugará la liguilla desde la fase de cuartos de final como el segundo lugar general del campeonato, pero siempre cerrando en casa las llaves, a menos de que el primer lugar clasifique a la final, ahí se jugaría primero en casa.

Una derrota y combinaciones de triunfos de Correcaminos, Coras, Mineros y Alebrijes mandaría a Dorados al octavo lugar, lo que se traduce en una eliminación temprana así como en un monumental fracaso para la directiva que encabeza el presidente José Antonio Núñez; sin embargo, las cartas están

acomodadas para que el club sinaloense regrese a una liguilla luego de un año de ausencia.

Una vez instalados en la fase de eliminatoria directa, se juega un torneo completamente diferente, y sería un excelente momento para que Dorados empiece a ganar en canchas ajenas y contribuya para su causa que es conseguir el anhelado ascenso a la primera división nacional, sueño que se ve cada vez más cercano pero a la vez tan lejano.

Pendientes

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, le deseamos una buena semana y nos leemos el viernes próximo.

Hasta la próxima.