Zona Mixta

0
44
Gj8MYSHp.jpg

Por: Alberto Camacho Sarabia

La historia de siempre…

Parece…Bueno no, es un hecho que Tomateros de Culiacán no aprende de sus errores luego de 01 años de constantes fracasos en playoffs, porque siguen muriéndose de nada en los partidos importantes, y si bien es cierto que aún le quedan dos oportunidades de intentar forzar el regreso de la serie a Culiacán, a como están jugando, se ve algo complicado de lograr.

Después de un inicio demoledor ante Cañeros de Los Mochis donde ganaron por blanqueada, el equipo comenzó a mostrar los síntomas de las eliminaciones anteriores: no batear ni aunque le pongan la pelota de “turrún”, y la más importante, arrugarse en los momentos de mayor presión.

El equipo guinda olvidó de manera instantánea el gran trabajo hecho en el primer partido, porque permitieron que uno de los lanzadores menos consistentes de Cañeros de Los Mochis como lo es Jonathan Castellanos, les lanzara pelota de apenas dos imparables en el segundo partido.

Por otro lado, Salvador Valdez demostró que es un pítcher para lanzar lejos de Culiacán, porque en su apertura en el “Gral. Ángel Flores”, el derecho se vio muy titubeante y como se dice en el argot beisbolero: “muy bolero” (aquel que tira muchas bolas y muy pocos strikes), “Chava” nomás tira bien cuando juega de gira, quién sabe por qué.

Y al modo, el relevo de Culiacán, los que no son estelares, lejos de arreglar el panorama terminaban empeorándolo, hablamos de los jugadores de siempre: Manny Barreda, Federico Castañeda y Jorge Reyes, estos tres “lanzadores” pichan pelota de home run, porque los bates esmeraldas se dieron un festín con ellos.

El segundo juego terminó con un humillante 10-0, lo cual se tradujo en que Benjamín Gil falló en llevar ventaja en la serie a Los Mochis, porque ganando los dos juegos en Culiacán significaba regresar al “Gral. Ángel Flores” en caso de que las cosas se pusieran feas, debido a que el “Emilio Ibarra Almada” es un estadio muy complicado, y nosotros pudimos constatarlo en carne propia, al hacer el viaje a la ciudad cañera el pasado domingo.

El estadio de Cañeros está algo viejo y es significativamente más pequeño que el “Gral. Ángel Flores”, pero algo que nos gustó del recinto esmeralda es que te encuentras muy cerca del terreno de juego, lo que permite apreciar de mejor manera el partido, sin embargo, el estado de las butacas, de la techumbre y el exterior en general, sí deja mucho que desear.

Otra cosa que notamos es que la afición de Los Mochis es algo hostil con la visita, digo, en Culiacán no somos así con los aficionados visitantes, o por lo menos no nos hemos dado cuenta, pero la gente de Cañeros sí se mete mucho con el rival y en un descuido también con los aficionados, gritando sobre todo “chivo”, cosa que no sabemos si es un insulto o un halago.

Ahora hablando del partido, la historia fue la misma, Tomateros no bateaba absolutamente nada ante la serpentina de Terrance Marin, quien ponchó tres veces a Maxwell León y dos más a Rico Noel, las “bujías” a la ofensiva de los guindas, y por su parte, Jorge Vázquez y Cory Aldridge se fueron inéditos, bueno, todo el equipo culichi se fue en blanco.

Juan Pablo Oramas lanzó de manera decente, solamente que de cuatro hits salieron cuatro carreras, gracias a par de cuadrangulares del equipo cañero…la misma fórmula que aplicaron aquí en Culiacán.

Y de nueva cuenta, Benjamín Gil echó mano del siempre confiable Jorge Reyes (lea esta parte con una sobredosis de sarcasmo), quien fiel a su costumbre, golpea a un bateador y pierde todo el control, al permitir oooootro cuadrangular del equipo esmeralda, dejando las cosas 6-0.

Una pequeña insurrección se desató en el octavo episodio cuando Joey Meneses puso 6-3 el encuentro con un cuadrangular por el jardín derecho, pero igual ya era tarde para que los guindas reaccionaran, nadie bateó como se esperaba y como lo habían demostrado en la temporada regular.

Muchas variantes tendrá que aplicar el mánager culichi para el cuarto de la serie, porque hay varios peloteros que no batean absolutamente nada y la cosa está bastante complicada como para seguir viendo como algunos se ponchan hasta en tres ocasiones.

Hoy lanza Francisco Campos, quien es una garantía de lanzar buena pelota, pero bueno, quedó demostrado que el problema de Tomateros es su ofensiva y no el picheo abridor, veremos qué tal les va en este crucial encuentro, porque perdiendo hoy, será complicado regresar a Culiacán.

Por cierto, el único culichi que debe andar tranquilo es Jorge Vilches, porque para él ya no importa lo que hagan en playoffs; Tomateros cerró muy bien la temporada regular y eso es lo que cuenta.

Pendientes.

=0=

Ahora dejando de lado la Mexicana del Pacífico, ya se fueron los duelos de comodines en la NFL, y si leemos la columna anterior, nos fuimos de 4-3 en las predicciones hechas, salimos con saldo positivo.

Patriotas de Nueva Inglaterra-Cuervos de Baltimore, Potros de Indianápolis-Broncos de Denver, Vaqueros de Dallas-Empacadores de Green Bay y Halcones Marinos de Seattle-Panteras de Carolina, son los choques para las rondas divisionales, partidos en extremo atractivos y que pintan para ser emocionantes desde la primera jugada.

A continuación daremos el análisis de cada partido así como una predicción del mismo, para que lo tome en cuenta.

Patriotas-Cuervos: Los Cuervos de Baltimore dieron la campanada en el Heinz Field al derrotar a sus acérrimos rivales, los Acereros de Pittsburgh, el equipo morado congeló completamente a unos Acereros que sufrieron por el ataque terrestre gracias a la ausencia de Le’Veon Bell, corredor estrella que se quedó fuera por lesión.

Joe Flacco disfrutó de total libertad para hacer su juego gracias a la espectacular labor de sus tackles ofensivos que no dejaron pasar ni el aire, muchísimo menos a Troy Polamalu, defensor estrella de los de Pittsburgh.

Por su parte, Ben Roethlisberger dio un juego para el olvido al ser atrapado infinidad de ocasiones e insistir en buscar al receptor Antonio Brown, quien estaba muy bien cubierto por los defensores de los Cuervos.

Ahora, el destino pone a Baltimore con rumbo a Foxborough, sede de los Patriotas de Nueva Inglaterra, quienes tendrán la dura prueba de no dejar pasar a la férrea defensiva de los Cuervos, por lo que se espera un partido bastante equilibrado, aunado a que el coco de Tom Brady siempre ha sido Baltimore, y ahora enfrentarlos en un juego divisional, no creo que le resulte gracioso.

La clave para Nueva Inglaterra será que protejan bien a Tom Brady y sepan detener a Joe Flacco en terceras oportunidades; logrando esto, los Patriotas estarán en la final de conferencia.

Potros-Broncos: Duelo de equinos será el que veamos en Denver, Peyton Manning recibirá la visita de su antiguo equipo, y enfrentará al que es su sucesor en los Potros de Indianápolis, por lo que el morbo está asegurado en este vibrante choque de fútbol americano.

Peyton Manning y su Omaha le harán pasar muchos a puros a la defensiva de los Potros; hasta la fecha, el único equipo que ha podido descifrar el complejo sistema de juego de los Broncos han sido los Halcones Marinos de Seattle, y lo hicieron en el Súper Tazón del año pasado.

Indianápolis no tendrá muchas chances de hacerle daño a los Broncos, y si tomamos en cuenta el factor clima, Andrew Luck la pasará mal en Denver, por ello, le damos el pase a los Broncos sin mayor problema a la final de conferencia.

Empacadores vs Vaqueros: No nos quedaron mal los Vaqueros de Dallas, finalmente le perdieron el miedo al éxito y ahora están estacionados en una serie divisional, luego de haber remontado un 14-0 en el Cowboy’s Stadium ante los Leones de Detroit.

El destino no les fue generoso a la hora de conocer a su próximo rival, debido a que si hay un equipo que los Vaqueros no pueden derrotar ni con todos los esfuerzos posibles, ese equipo son los Empacadores de Green Bay, y con el plus de que jugarán de visita.

La casa de los Empacadores es una aduana muy complicada debido a la fiel afición de los “Cheeseheads” y también a las inclemencias del tiempo que hay en estos días allá en Green Bay, con temperaturas cercanas a los veinticinco grados bajo cero, y sobre la sensación térmica mejor ni hablamos.

Aaron Rodgers tiene una inmejorable oportunidad de llegar a otra final de conferencia, y enfrente tendrá a una de sus víctimas favoritas, por lo que los Vaqueros hasta aquí llegaron en su andar por playoffs…Por lo menos ganaron en casa y se despidieron con triunfo de la afición.

Halcones Marinos-Panteras: El actual campeón de la NFL regresa a los playoffs y con la gran oportunidad de buscar el bicampeonato, por lo que será interesante ver el desempeño de los Halcones Marinos muy de cerca, ya que podrían hacer historia en el fútbol americano.

Seattle recibirá en el infierno sónico del CenturyLink a las Panteras de Carolina, quienes a pesar de no batallar para derrotar a los Cardenales de Arizona, su estrella, Cam Newton, se encuentra mermada por los golpes que recibió durante el partido, los cuales terminaron por agravar las lesiones que tiene el mariscal de las Panteras.

Newton se encuentra en duda para jugar el partido ante Seattle, y el hecho de no contar con el mariscal estrella al 100 por ciento, puede ser una determinante para que las Panteras doblen las manos muy rápido en el encuentro.

Por su parte, los Halcones Marinos tienen de su lado a su siempre ruidosa afición, la cual hace pesar su estadio con los decibeles de ruido que alcanzan, resultando en un dolor de cabeza para los rivales que osan entrar en el nido de los Halcones.

Por ende, le damos el pase a los actuales campeones de la NFL.

Pendientes entonces.

=0=

Con esto nos despedimos por hoy, nos leemos el viernes ya con el desenlace de la serie de Tomateros de Culiacán, y también con el previo de Dorados de Sinaloa, quienes inician una aventura más en el Ascenso MX.

Hasta la próxima.