Y AHORA QUIÉN PODRÁ SALVAR AL PRD.

0
33
1097262.jpg

Elio Edgardo Millán Valdez.

Se fue Cárdenas, pero antes había hecho mutis Andrés Manuel López Obrador. El PRD ha experimentado en pocos meses una doble orfandad. Tan acostumbrados que estaban a vivir a la sombra de los caudillos, en los meses por venir tal vez inventen un nuevo condotiero y si ello no fuese posible, viviran el duelo que los embarga buscando y encontrando dentro de sus seseras la certeza de que ya son mayores de edad y que no necesitan “bules para nadar”.

De ocurrir este milagro la primera tarea que tendrían que emprender sería citar en lo oscurito a todos los jefes de tribus y adláteres para aceptar que el padre padrone se ha ido para siempre, y como en la canción Reloj Cucú tendrían que encender la luz para quitarse el miedo y decirse sin ambages si pueden continuar juntos o no, sin las cantos de sirena del caudillo.

VALE MÁS SOLOS QUE MAL ACOMPAÑADOS

Sí dijeran que es posible continuar juntos, a pesar del sentimiento de culpa que los embargará un buen tiempo, esa declaración no bastará, porque ese sí puede podría ser un simple desplante de la inveterda cortesía que hemos inventado los mexicanos para mandar a la jodida al interlocutor, porque solemos decirle sí pero nunca le decimos cuándo, como dice cierta canción popular.

En efecto tendrían que ir más alla de esa declaración, porque todos podrían quedarse en el partidazo porque, a pesar de las diferencias que no quisieran resolver, comparten una serie de intereses: puestos públicos, sueldos, terirtorios y, por supuesto, relaciones extrapartidarias que les hacen ganar influencias y otros gajes que les permiten un tren de vida realmente resplandeciente.

REFUNDAR AL PRD

Seguramente tendrán que mirarse a los ojos y con ello decirse sí podemos seguir juntos. Si ello fuera así tendrían que realizar una serie de runiones hasta concluir en un Congreso que refunde al PRD, con todo lo que para estos casos se requiere; declaración de principios, su perspectiva estratégica y su programa de acción y tal vez una recomposicón de su direccción política

Y tendrían que hacerlo en tiempo récord porque ya están a la vuelta de la esquina las elecciones del 2015, que incluye un inmenso paquete de puestos que van desde gubernaturas, diputaciones, presidencias municipales y regidores. Pero además MORENA le disputará a los perredistas todos sus enclaves, incluyendo el Distrito Federal, porque en esta primera vez que participa querrá marcar su territorio como la primera fuerza de la izquierda.

CRISIS SISTÉMICA Y LA ELECCIONES 2015.

El mea culpa de los perredistas y su búsqueda de culpables hacia dentro, que los hay, les ha hecho perder la perspectiva de que su crisis es la crisis de todos los partidos, de todas las instituciones y por supuesto de todos los órdenes de gobierno. Dicho en otros términos; México experimenta una crisis sistémica en la que todos los jugadores del 2015 entraran a esa resbalosa cancha con las mismas raspaduras.

Por ello bien valdría que al tiempo que arreglan y se arreglan adentro de sus muros, bien valdría que el PRD hiciera una propuesta de reforma del Estado más audaz y con mayor fondo que la que presentará el PRI a través del Presidente Enrique Peña Nieto, y por supuesto de mayor calado que la que proyecta presentar el PAN en los próximos días.

Pero podría que estos sueños guajiros fueran interrumpidos por la implosión del PRD en los próximos días. Estaremos para verlo.