VOLVER A REPECOS DEMANDAN TRANSPORTISTAS.

0
32
IMG_9554.JPG

– El nuevo régimen resulta complicado para muchos, señala José Carlos Osuna.

– Las calcas en las unidades es acuerdo estatal del sector.

Las calcamonias colocadas en las unidades de transporte público, cuya leyenda dice: “Quiero ser Repeco”, de ninguna manera son una protesta sino un llamado de atención en la búsqueda de obtener mejores condiciones para seguir pagando nuestros impuestos, de una manera sencilla, expresó el presidente de la Alianza de Camioneros, José Carlos Osuna.

Indicó que en pasada asamblea de la junta de transporte de la CTM, a nivel estatal, se acordó que todos los transportistas afiliados a la organización las colocaran y, desde entonces se han sumado otros organismos.

Cabe señalar que actualmente, en Mazatlán, portan la misma leyenda taxistas, pulmoneros y camiones urbanos y suburbanos. Antes de la reforma fiscal todos éramos Repecos y eso era más sencillo; actualmente yo pienso que las cosas están hechas para ser buenas, pero se debe de entender que toda la tecnología es desconocida para muchas personas, consideró.

“La mayoría de los permisionarios nuestros son personas de edad, tenemos 36 personas viudas que han heredado como patrimonio los camiones, tenemos más de 160 compañeras a las que les vamos a festejar el día de las madres y muchos adultos mayores, y para ellos es muy difícil lo que está pasando.

Los contadores los asustan, los cofunden, pretenden cobrar as mas caro, antes era barato porque era una tabla, ellos no pueden asimilar todavía esto de declarar y hacer cheques, cuando la mayoría no manejan chequera”.

Incluso la mayoría de los permisionarios de las diversas modalidades del transporte cuenta con un solo permiso, del que se sostienen, y les era más bondadoso el sistema de Repecos porque se pagaba conforme a una tabla de ingresos.

Este régimen beneficiaba a todos los pequeños como abarroteros, transportistas, vendedores de tacos, etcétera. La Alianza se está asesorando con un despacho para buscar la manera de que se pueda permitir continuar con el pago mediante el sistema del Repeco.