Unión de Queseros Denuncian Irregularidades de Empresas Lecheras

0
34
FN4A8101.jpg

*Piden calidad en el producto no sea leche en polvo

*Exigen que les paguen 8 pesos por litro

La Unión de Queseros del Sur del estado de Sinaloa, que preside Antonio Lizárraga, y la CNC, con su líder estatal, Germán Escobar, demandaron del Gobierno de la República y del Congreso de la Unión que se legisle para evitar que la “fórmula láctea sea 90 por ciento leche en polvo y 10 por ciento entera; que se equilibre y quede 50 por ciento en polvo y 50 por ciento leche entera”.

En conferencia de prensa, los productores exigieron la intervención de las Secretarias de Economía y de Salud, así como de Profeco para revisar, “por asuntos de salud”, esa fórmula y la leche en polvo que viene del exterior, así como las combinaciones que se hacen con grasa vegetal para la producción de quesos.

Germán Escobar dijo también que hay una competencia muy desleal, ya que el 90 por ciento de la leche en polvo es importada que se combina con un 10 por ciento de la leche entera, con costos de 3.50 pesos, pero que en el mercado el litro de leche lo dan a 14 pesos.

En la rueda de prensa, en la que también participó Antonio Velarde, se explicó que hay riesgos y crisis de llegar a la quiebra final porque la producción de leche ha venido disminuyendo y que hace unos 7 años atrás se producía hasta 200 mil litros de leche diarios y que hoy se anda en los 120 mil litros, con una pérdida de 80 mil litros por día.

El líder de la CNC informó que los productores de leche demandan que se les pague a ocho pesos el litro, porque es “leche entera, de calidad”, porque las empresas la producen pero con el 90 por ciento de leche en polvo y 10 por ciento de leche entera. “No tenemos nada en contra de las empresas, como leche Lala”, pero si exigir que el gobierno federal ponga orden en el sector agroalimentario.

Escobar dijo que en julio habrá diversos foros en todo el país y que será el momento en que el gobierno federal y el Congreso de la Unión puedan legislar para regular la actividad lechera que afecta no sólo a los productores, sino también a la desaparición de los grandes hatos de ganado.