Un PRI sin divisiones, Rencores y Amarguras, Demandó R. Ramírez

0
31
FN4A3579.jpg

*Tomó protesta como nuevo líder del PRI

*Eduardo Arce y Lety Aguayo, presentes

El PRI debe ser un partido sin divisiones, sin rencores y amarguras, dijo Ricardo Ramírez, luego de tomar protesta como nuevo dirigente del PRI mazatleco y llamar a sus opositores en el proceso interno: Eduardo Arce y Lety Aguayo, que estuvieron presentes en ese auditorio, a sumarse al nuevo PRI para ganar las elecciones que vienen.

Con la presencia de la líder estatal del PRI, Martha Tamayo, de los diputados federal, Francisca Corrales, y local, Fernando Pucheta, así como del ex gobernador Antonio Toledo Corro; del secretario de Innovación Gubernamental del estado, Karim Pechir; y de ex presidentes municipales de Mazatlán y de ex dirigentes del tricolor porteño y más de 250 militantes, la mayoría Consejeros Políticos Municipales, el “Cayito” Ramírez dijo que la les “leyó la cartilla” la presidenta del PRI y por ello hay que trabajar en la unidad del partido; “aquí no caben aspiraciones políticas personales que desvíen la atención de lo único y lo más importante: la consolidación y mejora del PRI”.

Antes, la lideresa estatal del tricolor, Martha Tamayo, había declarado quórum de la sesión extraordinaria del PRI de Mazatlán para como único punto importante en la agenda tomarle protesta a Ricardo Ramírez y Ana Bertha Bonel como presidente y secretaria general del priísmo mazatleco.

Se leyeron las actas del proceso interno y se dieron a conocer el total de números de votos de la elección interna sacados por cada una de las fórmulas. Todo ello, ante la presencia también de ls subdelegada nacional del PRI, Cecilia Sánchez Luque.

Así, Martha Tamayo tomó protesta estatutaria a la fórmula ganadora y luego en su mensaje al priísmo local dijo que el partido en Mazatlán habrá de recuperar el poder para ofrecer los gobiernos que realmente necesita la sociedad porteña. Indicó también que con esta unidad de la militancia no hay duda que habrán de ganarse las elecciones del 2015 y después las del 2016, en que habremos de

recuperar la gubernatura y la mayoría de los 18 ayuntamientos y el Congreso Local.

Enseguida vino el primer discurso de Ricardo Ramírez, quien fuera ya alcalde interino, y en sus palabras reiteró una y otra vez en la fuerza de la unidad tricolor para recuperar el poder. Habló de “mejorar la estructura partidista, de atender y escuchar a las bases, en participar de sus problemas, en que nos vean y reconozcan como sus amigos solidarios; debemos recuperar lo más valioso de un militante priísta, que es su lealtad al partido, sin regateos y sin simulaciones”.