ULTIMO PASE DE LISTA PARA ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA

0
48
IMG_6178.jpg

Emotiva pero no con tono de algarabía, así transcurrió la tarde de este miércoles encabezada por Maximiliano Ruiz, Luis Antonio Martínez Peña y Pedro Brito osuna.

Mazatlán, se tiñó de sangre, como el color de la luna postrada en la noche anterior que auguraba la manifestación del puerto, con el último pase de lista, veladoras y emotivas palabras fueron recordados y despedidos los 28 normalistas encontrados en el suelo que los vio nacer.

Acteal, Tlatelolco, Aguas Blancas, fueron recordados como hechos sangrientos en contra del pueblo mexicano, contra jóvenes, obreros, ciudadanos que luchan por el bien de nuestro país. Así fueron los hechos:

El día 26 de septiembre de 2014 a las 21:00 horas, 80 estudiantes de la Normal Rural, Raúl Isidro Burgos se dirigían a la ciudad de Chilpancingo desde la ciudad de Iguala, a bordo de tres autobuses de la empresa Costa Line, después de llevar a cabo actividades de colecta de recursos para costear los gastos para ir a la Ciudad de México a la manifestación del 2 de octubre.

Al salir de la central de autobuses, con dirección a Chilpancingo, varias patrullas intentaron cerrar el paso. Enseguida  empezaron a dispararles de manera intermitente,  sin darles advertencia alguna. Después de una persecución, los normalistas fueron cercados, al posicionarse las patrullas 017, 018, 022, 027 y 028 en la parte trasera de la caravana de autobuses. Así los normalistas descendieron de los dirigiéndose hacia la patrulla que se encontraba estacionada frente a los autobuses.

 Sin mediar palabra los Policías municipales comenzaron a disparar en ráfagas de manera indiscriminada desde las distintas posiciones, cayendo herido en ese instante Aldo Gutiérrez Solano, alumno del primer año, originario de El Refugio, Municipio de Ayutla, Guerrero, quien el día de hoy se encuentra en estado vegetativo.

Los estudiantes que se encontraban en el autobús de atrás fueron violentamente descendidos del mismo por los policías, acostándolos en el piso, a un costado de una bodega Aurrerá. El resto de los normalistas se dispersaron en diferentes direcciones, al tiempo que los Policías municipales continuaban disparando. La balacera tuvo una duración de alrededor de cuarenta minutos.

Los servidores Municipales se retiraron, llevándose a alrededor de 20 normalistas detenidos en las patrullas 017, 018, 020, 022 y 028, a la vez que algunos estudiantes se reorganizaron en el lugar de los hechos, esperando que arribaran las autoridades del Ministerio Público, para dar fe de los hechos y recoger los indicios.

 A las 24.00 hrs, los estudiantes iniciaron a informar sobre los hechos a los medios de comunicación que habían llegado al lugar, junto a diversas organizaciones sociales, cuando del periférico norte arribó una camioneta RAM color rojo de la que descendieron varias personas con armas largas que empezaron a disparar indiscriminadamente en ráfagas.

El saldo de los eventos fue de dos estudiantes muertos, Daniel Solís Gallardo y un estudiante de primer año de licenciatura bilingüe que no ha sido aún identificado por sus familiares; además de cinco estudiantes heridos graves y dos los profesores que se encontraban ahí. Esta segunda agresión armada duró alrededor de 15 minutos, además 43 desaprecidos.

Hasta el dia de hoy se encontraron 28 cuerpos en una fosa clandestina, con huellas de tortura y calcinados, algunos desollados. Familiares, amigos. El pueblo mazatleco exige el regreso de los  desaparecidos, y la renuncia de los que resulten responsables.

Ayotzinapa no duerme, México entero pide justicia.