TRUMP ES UN CABRÓN.

0
290

Aguilar Camín, director de la revista Nexos, hoy escribió en Milenio, lo siguiente: “Si México aceptara la cláusula de tercer país seguro, tendría que aceptar también la permanencia legal en su territorio a todos los migrantes provenientes de Centroamérica que están aquí camino a Estados Unidos, algo así como un millón de personas cada año. Se dirá que esto es inaceptable y que México no podría lidiar con un millón de centroamericanos nuevos cada año en su territorio sin enfrentarse a una crisis social y humanitaria de imprevisibles proporciones. Pero esa es precisamente la exigencia de Trump en estos días: que México se haga cargo de los migrantes que tocan a la puerta de Estados Unidos mientras él pone la migración indeseada en la lista de los temas del discurso que necesita para reelegirse (Milenio. Hector Aguilar Camín. (03/06/2019) 03/06/2019)
Hasta aquí se está de acuerdo con este escritor, porque esgrime que la estratagema de Trump es un tema político que hace abstracción de los asuntos económicos, porque sus pretensiones de reelegirse tienen como asidero importante los diferendos sobre la migración con México, y cómo no sí “el 37% de los republicanos considera a México como un país poco amistoso; y sólo el 17% cree que es un país aliado, según una encuestadora Gallup levantada en 2018. (El universal. Alejandro Hope (03/06/2019). La disyuntiva que expresa al vuelo Trump no es, por ahora, si AMLO corre a (T) cuartazos a los centroamericanos o en aras de la soberanía se resigna a que los productos mexicanos paguen los aranceles del 5% hasta llegar al 25.
Según nuestro parecer lo que Trump desea fervientemente es que México siga llenándose de migrantes e inclusive -lo expreso con mucho riesgo de equivocarme- el trumpismo agitará las aguas, turbulentas, hoy a punto de desbordarse, entre los migrantes para crear disturbios de distinta magnitud, incluyendo en su trabajo subversión algunos muertos, que hagan más creíbles a los electores allende nuestra frontera norte que México es un peligro para Estados Unidos. Y este caos ya inició y requiere incrementarlo, toda vez que anunció que el 5 junio se aplicará el multimencionado arancel, por ello no es una sorpresa que su postulación a la reelección sea precisamente el 10 de junio; cualquier coincidencia con mi hipótesis es mera casualidad.
Más allá que del anuncio de que 5 vendrá etiquetado con el arancel 5%, Trump pospondrá este golpe por el momento, y no precisamente por los buenos auspicios negociadores que México tiene en EE. UU, sino porque este “impuesto” dañaría a las empresas estadunidenses situadas en México y golpeará severamente a los consumidores de ese país, y por supuesto podría perdeRlos electoralmente. Seguramente la política arancelaria punitiva de Trump podría ocurrir después, y soló si se percatará que su rating no le alcanzaría para obtener su segundo mandato. Y esto es posible porque cualquiera de los precandidatos demócratas aventajan hasta ahora en preferencias a Trump.