Tercera Llamada… Viva Fernando VII, Muera el mal gobierno

0
60
Plaza_de_Dolores.JPG

Ismael Estrella Guerrero

 Un grito más.

¿Por la conmemoración de la Independencia?

Me inclino más por los valores cívicos por que en el país las exclamaciones ya son a diario.

No tenemos que esperar la fecha que nos impuso Porfirio Díaz,-por ser día de su cumpleaños- para celebrar el inicio de la lucha que acabó con la subordinación a la corona española en el siglo XIX.

¡No!… que va, los mexicanos tienen ahora muchas cosas por las cuales rugir:

Desempleo, inseguridad, violencia, narcotráfico, impuestos, escalada de aumentos a productos básicos, letras del abecedario, en fin.

Por cierto, es curioso que mientras por un lado los mexicanos celebren o festejen un año más de la lucha de Independencia también se ve involucrado al personaje que fue la causa principal del movimiento llamado “Revolución”. Esto dicho por que don Porfirio cambió la fecha del grito que dio Miguel Hidalgo y Costilla un 16 de septiembre a las 2 de la madrugada por el 15, que era justamente cuando cumplía años. Caprichitos de gobernantes, al cabo en México no ocurre nada cuando se imponen tales modas.

De cualquier modo, como lo pinten, es el festejo CCXIV (214), del grito que dio el cura Hidalgo: “Viva Fernando VII, muera el mal gobierno” para levantar las huestes en armas con el propósito de liberar esta nación del yugo Español.

Tantos y tantos años han transcurrido y paradójicamente las cosas siguen igual.

Y es que la gran mayoría de los mexicanos siguen supeditados a los mandamientos de unos cuantos millonarios que son los que tienen el poder económico. Desde luego que los más pobres siguen igual de jodidos.

Es cierto que ya no es otra nación la que rige nuestros destinos desde entonces, pero ¿y eso que importa si al final de cuentas el poder económico manifiesta su albedrío ante los que menos tienen? Señor caballero es don dinero.

 Y eso no es todo, desde luego.

Cada 15 de septiembre los mexicanos damos el grito.

Es una ceremonia que año con año encabeza el presidente de la república en turno, para conmemorar la Independencia.

La primera vez que se realizó esta ceremonia fue el 16 de septiembre de 1812, cuando en Huichapán, Ignacio López Rayón dio el grito acompañado de una descarga de artillería.

Al siguiente año, el general José María Morelos y Pavón ordenó en los Sentimientos de la Nación conmemorar cada año el día 16 de septiembre como el aniversario de la Independencia.

A Díaz eso le valió un cacahuate.

Así, la ceremonia se cambió al 15 de septiembre a las once de la noche teniendo como marco el Palacio Nacional.

Cada presidente en turno le ha puesto su estilo y su sello.

Adolfo López Mateos fue el primero que la trasladó a la llamada “cuna de la independencia”, Dolores, Hidalgo, en su quinto año de mandato.

Lo mismo hizo Gustavo Díaz Ordaz en 1969. Un año después del “taltelolcazo” del 2 de octubre.

Como dato adicional, la primera vez que se suspendió fue en 1847 por la invasión gringa a nuestro país. Aunque ya hemos sufrido muchas más.

Los gritos los han “traído” y “llevado” del Palacio a Dolores, Hidalgo, desde entonces.

Por cierto este año se anunció que habrá “dos gritos” del presidente Felipe Calderón.

En Mazatlán nos aprestamos a reunirnos en la plazuela República para escuchar una vez más el tradicional grito.

Hacemos “changuitos” porque no vaya a ocurrir nada fuera de lo programado.

Además las lluvias pueden causar algún desaguisado, porque a como han estado las cosas, no podemos dejar de lado a la naturaleza también.

De todos modos.

¡Viva México!

 

Escríbanos, si quiere: ismael.estrella@live.com.mx