Tercera Llamada…No todo es malo

0
38
371796.jpeg

Por: Ismael Estrella Guerrero

 Las condiciones naturales que presenta esta ciudad, “donde el Pacífico y la Pacífico son algo sin igual”, la convierten en escenario natural de múltiples eventos, no sólo del carnaval, la semana santa, o el motociclismo, también de pleitos entre taxistas y auto transportistas, así como desalojos de predios invadidos por colonos, drenajes desbordándose, camioneros haciendo de los suyas, la creación de 2 o más organismos, de lo que sea, y… Quién sabe cuántas linduras  más.

También es un lugar en el que convergen eventos deportivos que le dan realce y prestigio al llamado destino cultural turístico y de playa.

Y para muestra dos botones:

Tenemos en marcha el campeonato Panamericano de beisbol con dos ocho países en competencia y en unas dos semanas más seremos sede del Gran Triatlón Pacífico en su XIV edición.

Es un evento que conjuntará a más de 3 mil competidores de diferentes partes del país y de sitios como Argentina, Brasil, Canadá,  Costa Rica, Estados Unidos, Perú y de Estados mexicanos como Zacatecas, Baja California, San Luis Potosí, Nayarit, Morelos, Tlaxcala, Colima, Coahuila, Aguascalientes, Durango, Estado de México, sin faltar los nuestros. Los mazatlecos, desde luego.

Para Mazatlán significa una buena promoción más allá de nuestro Estado.

La difusión que se le hace en lo deportivo es substancioso por que no se proyectan los problemas de inseguridad, las balaceras, los crímenes, los asaltos bancarios y a las instituciones locales. Amén de distintas broncas, de los cuales por cierto estamos hasta la coronilla.

Esto es otra cosa.

El triatlón de hecho es un deporte fuerte.

Ya si no.

Imagine o intente, cuando menos, recorrer a nado distancias que van de los 50 a 200 metros, o correr de 5 a 20 kilómetros y todavía pedalear en bicicleta otro “bonchi” de metros.

Bueno, dirá, hago la intentona, pero, ¿terminarlos?  Está cabrón. ¿No cree?

En el puerto existen buenos exponentes de este deporte que tomó auge en las últimas dos décadas.

La cervecería Pacífico- aunque ahora se llame de otro nombre, pero pa´la raza nuestra sigue llamándose como el Océano que nos circunda-  aprovecha para promocionar su producto y aparte sortea la premiación de los ganadores.

Sin embargo, todavía hay algunos santurrones que dicen no deben combinar la cerveza con eventos deportivos. Pero lanzo la pregunta al aire, por que no se puede a otro lado:

¿Quién más se atreve a patrocinar programas de ésta índole?

Dicen (lo aseguro) que es obligación de las autoridades, sólo que estas son las primeras que le sacan al parche aduciendo que no hay presupuestos para pagar tal o cual deporte.

Todos los años nos dicen que se hará la infraestructura que acabe con los problemas de los deportistas amateur y contarán con espacios dignos.

“Que este año sí vamos a sumar esfuerzos y sacaremos  las cosas adelante para que se acabe el abandono del deporte”.

“Que este…”

“Este era un gato con los pies de trapo y los ojos al revés, ¿quieres que te lo cuente otra vez?”

¡Qué bueno! entonces que los ojos de propios y extraños se dirijan a este evento de carácter nacional para que por unos días nos olvidemos de los serios problemas que nos  ocasionan la inseguridad y sus consecuencias.  

¡Qué bueno! que los medios escriban de otra cosa esos días y ya no nos salpiquen de la sangre que publican.

Este evento  por primera vez se realizara en agosto, uno de los meses más calurosos, lluvioso, húmedo, con olas más altas que de costumbre, sin dejar de lado los ciclones y las mareas altas, en fin, una gama de agravantes que complicarían la participación de los deportistas, sobre todo de los menores que toman parte en la justa.

El rendimiento físico baja enormidades

No es exageración, quienes hemos estado en este tipo de eventos, sabemos de qué se trata el “bisnes”

Y son precisamente los niños y adolescentes quienes le dan el extra al triatlón, cuando ponen su ejemplo de disciplina, pundonor, espíritu competitivo, deseos de superación, de sobresalir y de triunfo sobre todo.

En las anteriores ediciones que participaron, nadaron, pedalearon bicicleta y corrieron como endemoniados.

El clima se prestaba para ello.

Por eso, ¿agosto será propicio para su participación en tres diferentes disciplinas?

Están en la edad en la que nada les resulta imposible, todo se les facilita, para ellos es un juego que debemos considerar como una de las partes fundamentales de su vida porque forjan sus ideales y cimentan las bases para seguir adelante y conseguir el anhelo de todo aquel que practica algún deporte: La victoria. Bueno, la escuela es otro término necesario. Pero no con esas dificultades que se les pueden presentar. Pero el clima de esos días no se presta para que se logre un mejor desenvolvimiento físico.

Desde la  novena edición- el 2009-,  los organizadores tuvieron una gran idea con la categoría más chica que empezaron a fomentar,  la de 9-11 años.

Pero, ¿ahora podrán con el paquete en una de las épocas de más calor que tenemos en el año?

Aunque todos los que participen por el solo hecho de hacerlo los convierte en ganadores; esta vez creo que será más difícil que le entren sin dificultades.

De los grandes o adultos, no es mucho lo que hay que decir, se supone que su preparación es para eso y más, pero contra los embates de la naturaleza, que yo sepa, hasta el momento nadie los ha superado.

Cabe citar que hace tiempo se cambió la sede al lugar donde ahora lo realizan- por los “monos bichis”-, precisamente porque el mar no se portaba muy cooperativo que dijéramos.

Ahora bien, si nos trasladamos a las fechas de lluvias, nomás imagine como estarán las olas embravecidas, sin sumar los otros factores climáticos desde luego.

Sin embargo, el triatlón es toda una manifestación de excelente condición física.

Aquí no caben los medrosos ni aquellos que pese a tener todas las cualidades prefieren tirarse a la “milonga” y dejan escapar las grandes oportunidades que les da la vida.

El deporte es vital.

Acuérdese de los triglicéridos y colesteroles.

ismael.estrella@live.com.mx