Tercera Llamada

0
44
TRIATLON-02.jpg

*¿A quién se le ocurriría?

¿Quién sería el genio que decidió cambiar de golpe y porrazo la fecha del Gran Triatlón Pacífico, que normalmente se desarrollaba en Mazatlán en la última semana de abril?

Creo que ni idea tiene- o tienen- del grave problema que ocasionará al trasladarlo al mes de agosto, cuando la hotelería está hasta las manitas por aquello de ser época de vacaciones estudiantiles y que por ende, resulta difícil conseguir alojamiento de manera inmediata. Hay que hacer reservaciones con tiempo anticipado para evitar cualquier complicación, de tal modo que quienes quieran venir a la justa que es puntuable para diferentes eventos internacionales, tendrán que empezar a tomar las medidas adecuadas para evitarse problemas y poder participar.

Realmente es una lástima que gente sin oficio- porque es lo que nos demuestran al actuar de tal manera- tomen este tipo de actitudes, quebrando una dinámica que por trece años había resultado exitosa, sobre todo por el número de participantes que asistían.

Las consecuencias seguramente las estaremos viendo a la vuelta de la esquina.

¿Por qué empeñarse en deshacer algo que, demostrado está, ha sido benéfico para el puerto, no sólo por lo deportivo, sino por la promoción gratuita que recibe?

De por sí, no es tanto lo que se gasta en espacios publicitarios para que nuestro puerto esté en los ojos de propios y extraños y ahora con esta acción, las cosas se irán a la baja.

Es cuestión de esperar.

En lo deportivo hay otro punto que no han tomado en cuenta:

Agosto es uno de los meses más calurosos, lluvioso, húmedo, olas más altas que de costumbre, en fin, una gama de agravantes que complicarían la participación de los deportistas, sobre todo de los menores que toman parte en la justa, y que además ponen en riesgo su seguridad.

El rendimiento físico baja enormidades

No es exageración, quienes hemos estado en este tipo de eventos, sabemos de qué se trata el “bisnes”

Y son precisamente los niños y adolescentes quienes le dan el extra al triatlón, cuando ponen su ejemplo de disciplina, pundonor, espíritu competitivo, deseos de superación, de sobresalir y de triunfo sobre todo.

En las anteriores ediciones que participaron, nadaron, pedalearon bicicleta y corrieron como endemoniados.

El clima se prestaba para ello.

¿Agosto será propicio para su participación en tres diferentes dicsiplinas?

Si bien es cierto están en la edad en la que nada les resulta imposible, todo se les facilita, para ellos es un juego que debemos considerar como una de las partes fundamentales de su vida, porque forjan sus ideales y cimentan las bases para seguir adelante y conseguir el anhelo de todo aquel que practica algún deporte: La victoria. Bueno, la escuela es otro término necesario. Pero no con esas dificultades que se les pueden presentar.

Cuando hablo de juegos, me refiero a que así deben considerarse las competencias en esa edad, hacerlo por diversión, pero de manera seria y formal.

Pero no darles en la madre de esa manera, cambiándoles de golpe y porrazo las estrategias.

En la novena edición- el 2009-, los organizadores tuvieron una gran idea con la categoría más chica que empezaron a fomentar, la de 9-11 años.

Pero, ¿podrán con el paquete en una de las épocas de más calor que tenemos en el año?

Aunque todos los que participen por el solo hecho de hacerlo los convierte en ganadores; esta vez creo que será más difícil que le entren sin dificultades.

De los grandes o adultos, no es mucho lo que hay que decir, se supone que su preparación es para eso y más, pero contra los embates de la naturaleza, que yo sepa, hasta el momento nadie los ha superado.

Cabe citar que hace tiempo se cambió la sede al lugar donde ahora lo realizan- por los “monos bichis”, precisamente porque el mar no se portaba muy cooperativo que dijéramos.

Ahora bien, si nos trasladamos a las fechas de lluvias, nomás imagine como estarán las olas embravecidas. Sin sumar los otros factores climáticos desde luego.

Por eso siempre se dice que el hecho de llegar a la meta, los hace triunfadores.

Nadar, correr en bicicleta y enseguida a pie no es algo que cualquiera se atreva a practicarlo siquiera.

Regresando al asunto deportivo, hay quienes dicen que el lema que dictó el filósofo griego Platón (428 a.c.) “mens sana in corpore sano” (Mente Sana en Cuerpo Sano) ya no es tan redituable como se planteaba antaño. Criterio más equivocado.

Justamente nuestra niñez y juventud tiene la “sartén por la mano” y de ellos dependerá en consecuencia todo lo mejor que podamos tener, hablando en cuestiones deportivas. Claro está.

Por ello la necesidad de darles todas las opciones para que sigan su camino, en vez de meterles el pie con decisiones como las que ahora nos atañen.

En años anteriores han mantenido una buena cantidad de participantes; más de 800 competidores en las diferentes categorías, con deportistas que vienen de otros países, como Argentina, Brasil, Canadá, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y de Estados mexicanos como Zacatecas, Baja California, San Luis Potosí, Nayarit, Morelos, Tlaxcala, Colima, Coahuila, Aguascalientes, Durango, Estado de México, sin faltar los nuestros. Los mazatlecos, desde luego.

El triatlón es toda una manifestación de excelente condición física.

Aquí no caben los medrosos ni aquellos que pese a tener todas las cualidades prefieren tirarse a la “milonga” y dejan escapar las grandes oportunidades que les da la vida.

El deporte es vital.

Acuérdese de los triglicéridos y colesteroles.