SORPRESIVO CAMBIO EN LA POLICÍA

0
48
FN4A7182-3.jpg

Llega a la SSPM Juan Antonio Murillo Rojo, procedente de la Policía Ministerial del Estado

*Oficialmente se dijo que Pablo Andrés Hernández renunció

*Se resolverán los casos recientes, anuncia Gerardo Vargas L.

*Impresionantes sepelios de los Ministeriales asesinados

Sorpresivamente fue destituido y sustituido el secretario de Seguridad Pública Municipal, Pablo Andrés Hernández Lizárraga, en cuyo sitio fue colocado Antonio Murillo Rojo, miembro de la Policía Ministerial del Estado y exsecretario de seguridad en el municipio de Culiacán.

La noticia fue dada inicialmente por el propio Hernández Lizárraga, luego de una reunión privada con el alcalde Carlos Felton González, en el Centro de Convenciones. Luego se oficializó durante una conferencia de prensa en la que además se tomó protesta al nuevo secretario.

No se informaron oficialmente las causas de la remoción, que fue explicada como una renuncia, aunque fue obvio que Hernández se enteró de su salida hasta el momento en que platicó con el alcalde, en el Centro de Convenciones.

Mientras se tomaba protesta al nuevo jefe de la Policía Preventiva Municipal, con la presencia del alcalde y del secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, en otra parte de la ciudad todas las patrullas de la Policía Ministerial escoltaban en dos contingentes, a las carrozas en que de llevaban los cuerpos de los agentes de la corporación que murieron la noche del jueves, luego de un enfrentamiento a balazos con delincuentes que presuntamente habían atentado el domingo anterior contra un restaurante de mariscos. Uno de los agentes fue llevado al templo de la Villa Galaxia y otro al de la colonia Pancho Villa, en un contingente impresionante que incluía bandas de música regional tocando en el trayecto, con las sirenas de las patrullas ululando.

Pablo Andrés Hernández Lizárraga era secretario de seguridad pública en Mazatlán desde el trienio de Alejandro Higuera Osuna. Sustituyó a Víctor Zataráin, quien huyó en medio de rumores sobre un proceso judicial en su contra, dejando acéfala a la corporación.

La designación de Hernández Lizárraga dio paso a la aplicación en Mazatlán del programa de mando único de las corporaciones policíacas en Sinaloa.

Bajo ese mismo criterio llegó a Medina Rojo a la Secretaría de Seguridad Pública de Culiacán. Durante la Presidencia Municipal de Héctor Melesio Cuen, la corporación estuvo al mando de Alfonso Carlos Ontiveros Salas, pero al entrar Aarón Rivas Loaiza, aceptó el mando único y avaló la designación de Medina, quien procedía también de la Policía Ministerial del Estado.

SE DERRUMBA LA TRANQUILIDAD

Durante los últimos días se ha generado una serie de situaciones difíciles en materia de seguridad. Los problemas empezaron durante carnaval, cuando fue asesinada a balazos una joven en la Plazuela Machado, a pesar del gran despliegue policíaco realizado en torno a la fiesta.

Después vino el atentado contra la marisquería Barracrudas, donde fueron heridas cinco personas.

El jueves anterior se dio el enfrentamiento entre ministeriales y delincuentes, en el Fraccionamiento Misiones.

De acuerdo con el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros, los agresores, de los cuales fueron detenidos varios, son los mismos que participaron en la balacera contra el Barracrudas. Son dos pandillas rivales que andan queriendo ejercer venganzas entre ellos, dijo el funcionario.

Adelantó que hay investigaciones muy avanzadas y que muy pronto se dará a los mazatlecos una buena noticia sobre las tareas que garantizarán la seguridad y especialmente los resultados de estos trabajos sobre las pandillas.

Adicionalmente, el mismo jueves se encontró el cuerpo semienterrado de una persona asesinada de un tiro en las afueras del poblado Higueras del Conchi, donde residía la víctima. Además ayer fue asesinado en Potrerillos, cerca del viejo San Marcos, sindicatura de La Noria, un hombre que permanece en calidad de desconocido. El cuerpo fue encontrado la mañana de este sábado.