“Sonia”, inundó Rosario

0
38
IMG_8917-3.JPG

Ocho comunidades quedaron incomunicadas al desbordarse el Baluarte

Rosario, Sinaloa. Cuando menos seis poblados de este municipio quedaron incomunicados por las inundaciones del río Baluarte, como consecuencias de las fuertes precipitaciones de la depresión tropical Sonia. Se habla también de cinco personas extraviadas.

La tormenta causó más estragos que el ciclón Manuel, en la zona de Chametla, por los desbordamientos al margen derecho del río, causando serios contratiempos en Duranguito, la Reforma, Ponce, Monte Alto, Apoderado, El Pozole, Chilillos y la sindicatura de Chametla, además de decenas de ganado que fueron arrastradas por el agua, según advirtió el presidente de la Unión Ganadera de este municipio, Alfredo Llamas.

Lo curioso del asunto es que, horas después que pasó el meteoro natural por estas tierras, fue cuando arreció la creciente, causando severos daños en las comunidades en referencia, debido más que nada a que en la zona serrana la lluvia continuó fuerte, lo que hizo que aumentara el caudal y a su paso arrastró con todo lo pudo, desbordándose e imposibilitando el paso por el vado de Monte Alto, donde quedaron varadas decenas de personas en ambos lados y tardarán horas para poder pasar de un lado a otro, según lo que constatamos.

De hecho, el problema seguía por la tarde, y esperaban que descendiera el nivel por la noche para poder pasar.

El reporte que proporcionaron en Protección Civil fue que las casas de los poblados en referencia fueron alcanzadas por el torrente que, embravecido, no dejaba cruzar ni a los más osados.

El regidor Ernesto García señaló que desde la mañana se puso sobre aviso a habitantes de algunos de los sitios, incluso se evacuaron a los de Duranguito y la Reforma y que cuando intentó hacerse lo mismo con los de Apoderado, el Pozole y los otros sitios, se imposibilitó ya que el paso por vado quedó bloqueado.

Eso ocurrió como a las 12 horas.

En la mañana la gente lo pudo cruzar sin ningún problema, sin embargo las continuas lluvias en los altos poco a poco fueron llenando el cauce hasta que finalmente provocó lo que comentamos.

Lo anterior viene a demostrar una vez más la urgente necesidad de que se construya la presa Santa María, para detener el flujo de la corriente que en épocas de lluvias arrastra miles de centímetros cúbicos de agua, causando daños en las casas y los cultivos de frijol, maíz, chile y otros.

 Por lo pronto, decenas de hectáreas que acababan de ser sembradas de esos productos, literalmente quedaron ahogadas y aseguran que serán pérdidas totales.

Como a las 15 horas se recibió el reporte de que el agua ya había alcanzado los patios de las casas y que podía subir más la tensión.