Sin Línea

0
109

*La 4T y los cambios de fachada
*Jumapam de mal en peor
*Pero qué necesidad…

LA 4T Y LOS CAMBIOS DE FACHADA
El engaño por la palabra: el ayudar a millones de personas de 68 y más, tengan o no necesidades económicas; es, en muchos casos, un asistencialismo disfrazado, aunque nadie va rechazar 2 mil 500 pesos regalados. Es el México bueno y sabio que llevó al poder a López Obrador.

Mientras el PIB del primer trimestre decrece punto dos por ciento; el Sector Salud sufre la falta de medicamentos; la inseguridad y la violencia escalan los más peligrosos peldaños en las últimas dos décadas; suspendieron los aranceles, protegieron la dignidad, pero a qué costo político y social para el país.

Ahora somos el policía con garrote en mano contra migrantes y el muro que no puso Trump en la frontera norte de México, lo colocó en la frontera sur contra los propios hermanos latinos. Tuvo mucha razón el todopoderoso vecino de que México pagaría el muro tarde que temprano.

Volvemos a repetir las viejas e históricas frases: “Pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”, del periodista regiomontano Nemesio García Naranjo. La maldita vecindad pues.

La amenaza de la justicia por encima de la ley, como instrumento para castigar la corrupción, a la mafia del poder, al hampa del periodismo, pero ninguna consignación ejemplar, sólo la inhabilitación de Emilio Lozoya.

Es un salivero incontenible de un cambio de imagen pública que equivale a modificar la fachada, pero con la actitud del gatopardismo y que todo quede igual. Aquí, el contralor interno, Rafael Padilla, hace el trabajo sucio del alcalde Guillermo Benítez Torres, en el inmoral tráfico de influencias

El problema serio e irreversible de la imagen pública del actual gobierno, es que, para no reconocerse en su origen y pasado, quieren demoler todo, empezando por el NAIM y construirlo en otro lado aunque más caro. Aquí, en Mazatlán, todo se cancela por órdenes de su majestad Luis Guillermo I, quien está muy duro en acabar con el Malecón.

Ya está secando las palmeras para imágenes de un turismo internacional que se va a otros países; ahora pretende cancelar el programa de bicicletas son pretexto que no llega ni un centavo a las arcas municipales por este rubro.

A Benítez Torres lo quema su soberbia, prepotencia y autoritarismo y prácticamente todos los días amenaza a la gente con el espantajo de la corrupción, con aplicar la “ley del chayote” como si eso fuera la sobrevivencia de los verdaderos medios de comunicación y los honestos y responsables periodistas.

A la menor provocación amenaza también a sus funcionarios. El químico ya despidió a la mitad de su gabinete y parece quedarse solo, asesorado por personajes de dudoso pasado.

JUMAPAM DE MAL EN PEOR
Y no lo decimos nosotros sino los miles de personas que se quedaron sin agua toda la noche de ayer y hasta el mediodía de hoy martes, solo porque hubo malos cálculos en las conexiones de las tuberías.
La constructora que estaba a cargo de los trabajos de reconexión que contrató la Jumapam falló a la hora buena, según esos trabajos iban a durar no más de 10 horas y debido a las fallas se alargaron casi las 24 horas.
Ya no sabemos quiénes están fallando en el interior de la Paramunicipal, ya llevan dos gerentes generales en lo que va de la administración actual y los servicios están para llorar, ya que nunca se habían visto tantas fallas en menos de un mes.
Pero lo raro, es que cuando la Jumapam hace trabajos de mantenimiento ocurre un desperfecto, como puede ser el tronido de una tubería y las fallas de reconexiones, como el que paso hoy.
Es necesario que la gerencia se ponga las pilas porque ya son varias las fallas que se han estado presentando en las últimas semanas y los mazatlecos ya se están desesperando ante la ineficiencia del servicio que ofrece la Jumapam.

PERO QUÉ NECESIDAD…

Las bicicletas niña hermosa
Son las que andan por ahí.
Ellas corren muy veloz,
Igual al ferrocarril.
De repente se arma una tormenta en un vaso de agua. Ahora resulta que al Químico Benítez le molesta que haya bicicletas en el malecón, sobre todo cuando algún prángana deja tirada alguna en algún batidero, en un triste solar o en alguna casa embrujada. En vez de juntarlas e infraccionar a los que hacen mal uso de ellas y además llamar al orden a la compañía que tiene la concesión, cuestión que es relativamente fácil; en vez de ello quiere borrarlas del malecón, pero además con ese pretexto arma un escándalo adolescentiano como si esos incidentes nos fueran “normales” tanto en Pekín, Paris o en Londres.
Creo que nuestro querido alcalde debe salir a conocer el mundo para que sepa cómo se cuecen las habas en materia bicicletera. Y si la verdad no le alcanza lo que le pagan, al menos debería pasearse por Escuinapa, sí, ese pueblo bicicletero donde los amantes del alcohol amanecen tirados los lunes abrazados de sus baykas en medio de la calle, en donde por cierto les declaran su amor por llevarlos y traerlos hacia ninguna parte. Este amor escuinapense también nacido poco a poco en Mazatlán, y no pocas personas suelen querer apropiárcerlas para echarse una dormidita con ellas. Reitero el Químico debe viajar y conocer, pero no en bicicleta porque ya se llenado de kilos que no de años.
Pero Luis Guillermo I quiere quitar a las “pericas” del malecón y poner las suyas en ese hermoso espacio. Y por qué cree usted que quiere hacerlo. Usted no lo va creer, pero desgraciadamente así es. Resulta que el piensa que poniendo las suyas en esa zona y otros lugares no se van a robar alguna o la dejaran tirada a media calle o de otras formas de descuido que tienen los ciclistas, sobre todo porque en el viaje se “airean” y se les vuela la cabeza. Insisto el Químico debe viajar para saber que las bicicletas son vida y salud.