Sin Línea

0
55

 

*4T, Consuelo de Tontos
*Quiebran Restaurantes
*En la misma los comercios

4T, CONSUELO DE TONTOS
La violencia, ligada al narcotráfico, y la inseguridad en todos los órdenes siguen siendo de los grandes flagelos del país, que junto el virus del COVID 19 producen miles de muertos en todos los estados de la nación equiparable a una guerra civil de baja intensidad. Sólo la Revolución, hace más de 100 años y cuando éramos el “México bárbaro” provocó tanta mortandad.

Ayer, como en muchos otros casos de este gobierno de la 4T, las palabras del sonorense y secretario federal de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, sonaron a consuelo de tontos al decir que “lo importante es señalar que en materia de seguridad se ha conservado la línea de contención y no se ha permitido la tendencia ascendente que tuvo históricamente este homicidio doloso”.

No reconoce, y nunca lo hará, que el crimen organizado sigue apoderado de la mayoría de los estados y municipios del país y que las políticas en seguridad pública no han dado los resultados comprometidos, a pesar de la Guardia Nacional y por ello la necesidad de mantener a EL Ejército y La Marina en las calles con los riesgos que ello implica en delitos “autorizados” como la violación a los derechos humanos, la tortura y en muchos casos la desaparición forzada de personas.

Dijo Alfonso Durazo que el homicidio doloso, el feminicidio, el secuestro y el robo, principalmente de automóvil, registraron una tendencia a la baja durante abril en comparación con marzo de este año.

De acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que se elabora con información de las procuradurías y fiscalías de las entidades federativas, el secretario Durazo confirmó que se logró nuevamente revertir la tendencia de crecimiento del homicidio doloso, el cual se presenta “ligeramente a la baja” con respecto al mes anterior, permaneciendo julio de 2018 como el mes de mayor incidencia.

Explicó que este ilícito presenta una disminución de 1.66 por ciento, respecto de marzo de 2020; ha ido a la baja en estados como: Baja California Sur, Yucatán, Campeche, Aguascalientes, Tlaxcala, Nayarit, Querétaro, Coahuila, San Luis Potosí, Tabasco, Sinaloa y Tamaulipas.

En el tema de feminicidio, otro dolor de cabeza del Presidente de la República aunque con mejores resultados, indicó que la cifra es inferior en 10.25 por ciento, respecto del mes anterior. Añadió que este delito ha mostrado una baja y ha presentado una disminución en las entidades de Tlaxcala, Baja California Sur, Querétaro, Aguascalientes, Yucatán, Campeche, Zacatecas, Nayarit, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Colima, Michoacán, Durango, Chihuahua y Coahuila.

En materia de robo de vehículos, los resultados son todavía mayores e informó que se ha presentado una baja muy pronunciada cuya cifra es inferior en 44.12 por ciento respecto de diciembre de 2018.

Expuso que se ha podido avanzar notoriamente en este ilícito, en municipios como Ecatepec, Tijuana, Guadalajara, Ciudad Juárez, Tlalnepantla, Mexicali, Toluca, San Luis Potosí, Zapopan, Querétaro, Naucalpan, Iztapalapa, Celaya, Tlajomulco, Cuautitlán Izcalli, Nezahualcóyotl, Tultitlán, Tepeaca, Puebla y Ensenada.

En materia de secuestro, el secretario Durazo Montaño señaló que este rubro va también a la baja, donde la Comisión Nacional Antisecuestros (CONASE) ha hecho un trabajo muy importante con el apoyo extraordinario de la Guardia Nacional y de las unidades antisecuestros de todos los estados, este ilícito presenta una cifra inferior de 14.13 por ciento respecto de marzo de 2020.

QUIEBRAN RESTAURANTES

Según el dirigente de la Canirac en Mazatlán, Rodrigo Cabrera, los negocios dedicados a la gastronomía están en crisis y un 20 por ciento de los restaurantes han quebrado, luego de la forzada “cuarentena” y confinamiento de miles de comensales que en semanas no salieron de sus hogares más que para las compras de la semana.
Precisamente uno de esos comercios fue el restaurante Sole Mare, quien ayer miércoles cerró sus puertas y no aguantar más la ausencia de clientes y los altos costos de renta y de servicios públicos, amén que los gobiernos no dieron muchas facilidades para los pagos de los impuestos. Hoy jueves, el dueño estuvo sacando los muebles de ese lugar que, algunos reporteros, van extrañar por el sabroso café y los exquisitos desayunos, sobre todo cuando eran de a “grapa”.
En entrevistas de nuestros reporteros, se supo que los restaurantes en Mazatlán continúan laborando a un 40 por ciento de su capacidad instalada, con las medidas sanitarias y de prevención necesarias y, de acuerdo con las autoridades federales, estales y de salud y con ciertos protocolos, para la reactivación económica nuestros negocios estarían funcionado con mayor normalidad a partir del 7 de junio.
En joven restaurantero, Rodrigo Cabrera, en información adicional dijo que un 20 por ciento de los restaurantes se han ido a la quiebra por la contingencia sanitaria porteña del COVID-19. Aclaró que al 9 de abril, la Canirac en Mazatlán ya tenía un registro de casi 500 desempleos y el 6 de mayo Canirac nacional dio a conocer la pérdida de 250 mil a 300 mil empleos.

EN LA MISMA LOS COMERCIOS
Y en la misma situación están las pequeñas y medianas empresas, como son tiendas de abarrotes, ropa, dulcerías, zapaterías, papelerías y las que se apunten en la triste lista.
Algunos dueños por definitiva prefirieron no más subir cortinas por lo que obligó a despedir a sus trabajadores debido a la cuarentena por la pandemia que los lleva a mantener cerrados.
Los que aún tienen la esperanza de abrir, que son pocos, dicen que cada vez la ven más difícil porque desconocer cómo será la recuperación financiera, están analizando si les conviene mejor tirar la toalla o rifársela, a ver qué pasa este 1 de junio.