Sin Línea

0
275

 

*Regreso a la Normalidad?
*Hoteles Serán Certificados
*Mañana Regresa el Alcalde

REGRESO A LA NORMALIDAD
Tristeza, desconfianza, preocupación y en pocos alegría, es lo que genera el regreso a la normalidad, porque para muchos hay que empezar de nuevo en el pequeño negocio, otros con el dolor de haber perdido a un ser querido y muchos contentos de dejar la obligada “cuarentena” y confinamiento que los tenía más estresados que nunca.

Hay desconcierto en por dónde empezar, aunque al final las cosas tendrán que irse acomodando como las calabazas en el camino, pues la vida y la cruda realidad deben continuar.

La normalidad inició este lunes en algunos municipios y sectores comerciales al trabajo cotidiano, así como la liberación de casi 300 municipios del país. En Sinaloa, el gobernador levantó la “ley seca” y se estima que este fin de semana o finales del mes se liberen las playas y el primero de junio todos los hoteles y restaurantes entren a operar a un 40 o 50 por ciento de su capacidad.

Mientras, los sectores abiertos a la deteriorada economía nacional son: automotriz, minería y construcción, estrategia creada por el gobierno para la reapertura de actividades sociales, escolares y económicas durante la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19. Los estudiantes, desde preescolar hasta Universidad, tendrán prácticamente pase automático al ciclo superior.

Todos los sectores productivos liberados deberán seguir las siguientes medidas sanitarias: que sus trabajadores se sometan al lavado de manos de manera frecuente; diaria sanitización de las instalaciones en las que laboren; medición constante de la temperatura corporal; mantener la sana distancia, lo más posible; control al acceso y salida de los empleados; tener espacios ventilados; evitar aglomeraciones; separar los espacios de comida y tener los baños y bebederos de agua, para accionar mediante los pies.

Esos sectores de la producción, al igual que los municipios liberados deberán regirse por los semáforos de los cuatro colores: rojo, naranja, amarillo, hasta llegar al verde, con el que se pretende regresar a las actividades normales, aunque manteniendo vigentes las medidas de salud públicas y laborales.

Las anteriores son las primeras acciones determinadas por el gobierno federal para iniciar la “nueva normalidad”, aunque no significa que el problema se encuentre superado o para el primero de junio regresemos a una etapa de la vida como era en febrero.

Y es que el problema continúa siendo la abulia de la gente para atender las recomendaciones de las autoridades de salud, especialmente el mantener la sana distancia.

Son varios los estados que han alcanzado notoriedad por el número de muertos o contagiados, por no atender las recomendaciones de las autoridades. Tabasco, Hidalgo, Baja California y, por momentos, Sinaloa, son algunos de ellos, mientras que en la CDMX se nota un total relajamiento por parte de sus habitantes o paseantes que cada vez se advierten en mayor número circular por las calles.

El quedarse en casa parece haber pasado al olvido y la población se muestra sumamente relajada en grado sumo, mientras que los que asumen todo el cuidado, ven con escepticismo y dudas todas las medidas implementadas para el regreso a la normalidad.

HOTELES SERÁN CERTIFICADOS
Sobre el mismo tema de los alcances de la pandemia, desde ayer las empresas del ramo turístico pudieron comenzar a tramitar su certificación sanitaria, de manera voluntaria y que servirá para brindar mayor seguridad a sus clientes, sobre la toma de medidas efectivas para reducir el riesgo de contagio de Covid-19 apenas se realice la reapertura de los centros de hospedaje en los destinos turísticos.

La Secretaría de Turismo estatal anunció que el proceso para la Certificación en Protección y Prevención Sanitaria en Instalaciones Turísticas (CPPSIT) se podrá realizar en línea, a través del enlace https://qroo.gob.mx/cppsit, o bien en su propia página web.

La plataforma fue anunciada por Marisol Vanegas Pérez, inicialmente para el pasado día 15 de mayo, no obstante, la fecha fue pospuesta hasta el día de ayer. Además indicó que se buscará que sea obligatoria para todas las empresas del ramo que deseen reabrir a principios del mes entrante.

Los prestadores de servicios turísticos interesados en esta distinción “declararán el cumplimiento de criterios relacionados con la implementación de acciones de seguridad sanitaria”, según se explica el comunicado, posteriormente un comité técnico evaluará los formularios entregados y verificará el cumplimiento de las medidas con inspecciones aleatorias.

Quienes sean avalados recibirán su certificación vía digital, para ser impresa y colocada en su comercio, además de estar incluidos en el sitio de la Sedetur, como sitios seguros para turistas.
MAÑANA REGRESA EL ALCALDE
Para defenderse de las críticas y de los mal pensados que quieren ingobernabilidad y un “presidente provisional” dicen en el Ayuntamiento, mañana estará el alcalde Luis Guillermo Benítez Torres para reiterar su fortaleza física por encima del COVID 19 y su firmeza en el timón, para bien o para mal, del barco de la 4T porteña.

Y es que algunos analistas, dirigentes de partidos, políticos, abogados, comentaristas y columnistas levantaron ola, luego de que el propio alcalde no dejó muy clara su solicitud de ausencia temporal del cargo y quedarse como encargado del despacho presidencial, el secretario del Ayuntamiento, “Pepe Chuy” Flores Segura.

Hay quienes vieron hoyos de ingobernabilidad y si el alcalde tiene permiso, aunque sea temporal, cómo “puede gobernar desde el hospital o desde su casa”, pero también lo otro, lo de “Pepe Chuy”, hasta dónde como responsable del despacho presidencial está facultado de firmar acuerdos de fondo y que después se declaren nulos.

Aunque ahorita, en los tiempos del coronavirus, todo está prácticamente paralizado y no hay reuniones sociales y muchos menos de gobierno municipal más aún cuando el alcalde está infectado y algunos de sus principales funcionarios, como el de Desarrollo Económico y Turismo, David González Torrentera, o el titular de la Comunicación Social, Sergio Rubio, están también confinados por dar positivo al bicho maldito.

Incluso, ningún reportero quiere entrar a “reportear” a las oficinas de Palacio Municipal porque sienten que se les va pegar el coronavirus, más cuando no están seguros o ciertos que ya fumigaron o “sanitizaron” todas las oficinas y hasta el último rincón para no dar margen a los rebrotes del coronavirus.

En fin, vamos a ver cómo llega a esta reaparición el alcalde; sí llega reflexivo, sensible a los problemas sociales, tranquilo con los representantes de prensa o con la espada desenvainada buscando culpables en otros lados cuando su infección fue, en mucho, descuido de su persona como gobernante y ser humano. Vamos a ver si ahora el COVID es el culpable de todos los males de este gobierno federal y municipal.