Sin Línea

0
99

*López, Otra Vez la Burla
*Químico También Minimiza
*En aumento la inseguridad

LÓPEZ, OTRA VEZ LA BUELA
Otra vez el Presidente Andrés Manuel López Obrador se burla, minimiza a la delincuencia organizada; una delincuencia que no quiere aceptar que “pusieron al Estado mexicano de rodillas” y de paso a su gobierno que está resultando peor que los anteriores, pues la violencia, los balazos y la grave inseguridad nacional que se acrecienta la quiere combatir con “abrazos”. Ahora el tabasqueño considera que si la intención era ponerle un “cuatro” con el operativo de detención y liberación de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”,  le hicieron lo que el “viento a Juárez”.

Muy pronto quiere olvidar ese “jueves negro” en Culiacán, donde las Fuerzas Armadas con su reciente creación la “Guardia Nacional” que fueron rebasadas, pero ante las preguntas de los periodistas el Ejecutivo federal destinó gran parte del tiempo de su conferencia matutina a explicar por cuarto día consecutivo el tema del operativo fallido en Culiacán, Sinaloa.

Reiteró que no le gusta la especulación ni conjeturas frente a la pregunta de si sabía que este presunto narco fue compañero de escuela del hijo del Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, como aparece en un video que se difunde en redes sociales de un antiguo anuario.

“No me gusta la especulación, no hago conjeturas. Yo procuro tener información de primera y la tengo; y no permito que nadie me manipule, no me comparen, porque eso sí calienta. No es de que hacen las cosas y yo no me entero, o yo
delego funciones y usted haga lo que quiera”, expuso.

Al preguntarle si mete las manos por sus secretarios del Gabinete de Seguridad, el mandatario respondió “sencillamente tengo información y nada de lo que usted está planteando es de mi conocimiento, así nada más”.

Añadió al decir que “en las redes sociales, las benditas redes sociales, hay muchas cosas, pero prefiero que haya excesos de información en las redes sociales a que no haya información como era antes, porque antes controlaban a los medios casi a todos y era un silencio cómplice”.

De nuevo, el Mandatario se fue contra algunos medios, que, dijo, “fingen que son independientes cuando no son más que voceros de grupos de intereses creados, nada más que disfrazan de independientes; y luego hasta se enojan porque les decimos que representan al conservadurismo”.

Cuestionó que en pasado cuándo los medios difundían sobre la violencia, matanzas y masacres y aseguró que esto se callaba junto con todas las violaciones de derechos humanos.

También preguntó que “si el jueves hubiese habido muchos muertos, ¿cómo estaríamos? Era frenar un proceso de transformación, era detener la posibilidad de un cambio verdadero en el país”.

Al preguntarle sobre si le intentaron poner un “cuatro” con el fallido operativo del pasado jueves, afirmó “si fue esa la intención, como dicen los abogados, aceptando sin conceder, nos hicieron lo que el viento a Juárez”.

QUÍMICO, TAMBIÉN MINIMIZA
El alcalde de Mazatlán, el químico Luis Guillermo Benítez Torres, también minimiza el poderío de los grupos armados en Culiacán, olvidando que estamos a 200 kilómetros de la capital sinaloense y más de mil de la ciudad de México, sede de AMLO, para acusar que esa inseguridad y esa violencia es producto de los gobiernos del PRI y el PAN.
También parece olvidar que ya tienen un año en el gobierno nacional y local para dar resultados y no seguir echando las culpas a las administraciones del pasado de todo lo malo que sucede en este país y en el puerto.

EN AUMENTO LA INSEGURIDAD
Hoy la inseguridad nacional y los asesinatos violentos del narcotráfico y de la delincuencia organizada han aumentado de manera peligrosísima, pero el alcalde prefiere decir que las encuestas apoyan al Presidente de la República en la decisión de entregar a uno de los capos más buscados del país que han, entre otros criminales, provocado un baño de sangre nacional.
Tal parece que siguen sin aprender a gobernar, pero lo que es peor a aceptar las culpas de sus errores. Díaz Ordaz en su momento aceptó la responsabilidad del 68 y López Obrador sale con la mofa de que le “hicieron lo que el viento a Juárez”. Ya vendrá el juicio de la historia.