Sin Línea

0
271

*El Binomio López-Quirino
*Y los ex funcionarios
*Lo más triste

EL BINOMIO LÓPEZ-QUIRINO
Sin duda que la estatura política del presidente Andrés Manuel López Obrador no tiene medida si lo comparan con el bajísimo, casi inexistente, nivel de reconocimiento que tiene el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, quien por cierto se le vio muy solícito y aplaudiendo cada palabra del Primer Mandatario en ese largo mensaje que ofreció el tabasqueño en el hospital del IMSS de Villa Unión.
Si bien es cierto que el Presidente López Obrador mencionó de manera obligada al alcalde anfitrión porteño, las palabras de elogio fueron para el Gobernador Quirino Ordaz Coppel con quien –dijo el Primer Mandatario: “Me entiendo muy bien; con Quirino he trabajado de manera coordinada”.
Y casi para finalizar su discurso, López Obrador volvió a retomar su respeto para el mandatario sinaloense al decir que irán a partes iguales en recursos para ayudar a casi cinco mil escuelas del estado para rehabilitación e infraestructura.
Siempre que ha estado López Obrador en Sinaloa ha tenido palabras de reconocimiento para el gobernante sinaloense y sólo una vez, cuando vino como Presidente Electo de México, el ilustre tabasqueño felicitó al químico Benítez.
Dicen que hay un alejamiento del Presidente de la República de Benítez Torres y es que ya le entregaron varios expedientes y reportes de los gobiernos de Morena en Los Mochis, Culiacán y Mazatlán, en donde el alcalde porteño no sale bien librado, sobre todo con los constantes informes que hace la síndico procuradora, Elsa Bojórquez, a la ciudad de México, a la dirigencia nacional de Morena, al Congreso del Estado y hasta la Auditoría Superior del Estado.

Y LOS EX FUNCIONARIOS?
Nos queda la duda si los ex funcionarios que ayer le dijeron de todo al munícipe porteño hoy pudieron acercarse al Presidente de México para entregar más cartas y quejas de la actuación del alcalde Benítez Torres, quien ahora en entrevista reconoció que es “adicto sí…pero al trabajo”, sin embargo todo mundo sabe en los alrededores de ese taller de Playa Norte que todos los sábados se pone hasta el “queque” nuestro flamante presidente municipal.
Ayer más de diez ex funcionarios de su gobierno lo agarraron como al “negrito” de la feria y además de pedir juicio político y renuncia como alcalde, dijeron que ya necesita un “loquero” y que deje las “caguamas”, pero sobre todo que ya no cante porque desajusta a todo el vecindario.
LO MÁS TRISTE
En contraste a lo que vino el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador al Seguro Social de Villa Unión, ocurrió en la clínica del IMSS que está sobre la Avenida Del Mar, esta madrugada.
Fue alrededor de las 6:00 horas cuando una persona acudió al área de emergencias del Seguro viejo, así es como lo conocen los mazatlecos, a solicitar atención médica.
Según testigos que se encontraban en ese momento esperando de ser atendidos, comentaron que personal de urgencias lo mandaron hacer fila, a pesar de que la persona se sentía muy mal.
Segundos después el enfermo cayó al piso y fue atendido por las mismas personas que se encontraban esperando su pase con el médico.
Lo más grave es que ni un doctor o de perdis un pasante de ese lugar acudió a ofrecer los primeros auxilios o revisar su estado de salud, por más fueron paramédicos de la Cruz Roja que acudieron, pero al llegar y al revisarlo la persona ya había fallecido.
Entonces de que sirve que venga el Presidente de la República a presumir mejores servicios médicos, mejores clínicas del Seguro Social, mejor personal, si no se está tratando a la ciudadanía como debe de ser.
Hay que recordar que en esa clínica hay muchas denuncias de derechohabientes del mal servicio que ofrecen.
Urge que el director del Seguro Social, o el delegado del IMSS en Sinaloa de una explicación sobre este caso de negligencia que se presentó hoy por la madrugada en una clínica del Seguro Social en Mazatlán, Sinaloa.