Sin Línea

0
64

*AMLO, Bartlett… la Corrupción Sigue
*Marchan solos

AMLO, BARTLETT…LA CORRUPCIÓN SIGUE
José Martínez, un viejo periodista y escritor desde hace más de tres décadas que ha hecho obras donde habla del poder político mezclado con la corrupción económica de muchos mexicanos que se han hecho ricos de la noche a la mañana o quizás más ricos, entre ellos el ex presidente Carlos Salinas, Carlos Slim y Ricardo Salinas Pliego, ahora habla de Manuel Bartlett Díaz.
En su nuevo libro: “Los Claroscuros de Manuel Bartlett; Poder, Corrupción e Impunidad”, describe puntual a uno de los personajes más polémicos y autor, como Secretario de Gobernación, de uno de los robos del siglo: Hurtar la Presidencia de la República a Cuauhtémoc Cárdenas luego de la llamada “Caída del Sistema en 1988”.
Bartlett Díaz, fue todo gracias al PRI, desde Gobernador de Puebla hasta Secretario de Gobernación, pasando por Diputado Federal y Senador de la República.
Después, por diversas razones dentro del PRI fue desechado y reapareció hace unos años muy cerca de López Obrador, quien ahora al inicio de este gobierno, lo hizo director de la Comisión Federal de Electricidad, lo que le valió a López Obrador fuertes críticas por nombrar a alguien que representó al PRI corrupto por décadas.
Hace un par de meses Carlos Loret de Mola, uno de los más brillantes conductores de Televisa, cae de la gracia de los barones del dinero y la televisión privada y dicen, que el gobierno de López Obrador negoció su renuncia luego de las constantes críticas que hacía Loret de Mola al Gobierno Federal.
Pero desde la radio, Loret de Mola denunció las millonarias propiedades del flamante director de la CFE lo que no es nuevo porque el propio López Obrador había publicado en su libro, de Editorial Grijalbo, hace 25 años, “Entre la Historia y la Esperanza”, los negocios inmobiliarios entre Manuel Bartlett Díaz e Ignacio Cobo, yerno del gobernador de 1971 a 1977, Mario Trujillo García.
José Martínez, precisamente en su libro sobre Bartlett, rememora el andar de Bartlett en los caminos de la corrupción.
Afirma “Pepe” Martínez que López Obrador, como buen tabasqueño, recopiló toda la corrupción de Bartlett.
Dice Martínez que en su libro López Obrador denunció que durante el gobierno de Trujillo, muchos políticos y empresarios aprovecharon para sumarse a los negocios de la urbanización de la ciudad de Villahermosa, capital de Tabasco.
Textual López Obrador escribió en su libro:
“En ese sexenio (de Mario Trujillo en Tabasco), por hablar de un negocio, los terrenos de Manuel Bartlett Díaz, que había heredado de su padre Manuel Bartlett Bautista, fueron urbanizados de una peculiar manera.
“Bartlett hijo se asoció con el yerno de Trujillo, Ignacio Cobo, y ambos acordaron que éste se encargaría de introducir todos los servicios públicos (pavimento, agua, drenaje y energía eléctrica) y una vez concluido el trabajo se dividirían por mitad el nuevo fraccionamiento residencial Framboyanes”.
A Bartlett y López Obrador los une el desprecio por los periodistas críticos. Qué pasó, por qué el cambio de López Obrador hacia Bartlett, uno de los priistas más corruptos del sistema político mexicano…La corrupción sigue?.

MARCHAN SOLOS
Esta tarde alumnos de la Preparatoria Rubén Jaramillo, Facultades y Casas Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Sinaloa, realizaron una marcha pacífica para recordar el 2 de Octubre, pero de 1968 donde ocurrió la masacre más vil contra estudiantes en México.
Los que se notó durante la manifestación pacífica que realizó el alumnado, es que fueron solos, sin que ninguna autoridad estudiantil, o maestros los apoyara en sus consignas durante el recorrido rumbo al Palacio Municipal.
Fue una marcha de una hora, desde la Preparatoria Rubén Jaramillo, hasta el Centro de la Ciudad, todo fue pacífico, se les agradece, pero en donde se escondieron los maestros y los directores de las escuelas universitarias, qué pasaría si la manifestación se hubiera salido de control?…
Se acabaron aquellas grandes manifestaciones estudiantiles del 2 de Octubre, No se Olvida, cuando el estudiante acompañado de maestros tomaban las calles y las consignas eran fuertes con autoridades municipales, estatales y federales.
Las pintas de las calles, a los negocios, a camiones urbanos, eran los rastros que dejaban la manifestación estudiantil en los años 80,s, lo bueno que ya se terminó, bueno, si comparamos a lo que ocurrió en la Ciudad de México.