SE SATANIZA LA VIDA NOCTURNA: VELARDE

0
46
velarde2.jpg

Límites de horarios afectana nuestro destino turístico

El dirigente local de los restauranteros, Ricardo Velarde demandó una aplicación estricta de los reglamentos de alcoholes, en lugar de intentar medidas restrictivas, como la limitación de horarios, que sólo atentan contra la estabilidad de los negocios y lo que es peor, contra la competitividad del puerto como destino turístico.

En entrevista con Sinaloa enlínea, Velarde indicó que en estos momentos la competencia con otros puertos nos deja en rezago, pues en aquellos lugares hay una mayor comprensión de lo que es un destino turístico de diversión.

El problema es que en Mazatlán la vida nocturna está muy satanizada. En los años ochenta por ejemplo, era un atractivo del puerto y las autoridades lo veían con naturalidad. Hoy en cambio las cosas están en otro nivel, con restricciones que no se justifican y que nos limitan en la oferta para nuestros visitantes.

Tras el jaloneo que se produjo por la decisión del gobierno para hacer que los llamados antros operen sólo hasta las dos de la mañana, queda claro que no pueden seguirse dando decisiones de este tipo. “Cuando nos limitaron a operar hasta las dos de la mañana por los eventos de la Conago, nosotros aceptamos de buen grado, entendiendo que hay medidas que deben tomarse, pero después de eso no hay ninguna explicación para que se mantenga la limitación.

Hoy, añade, los muchachos salen a divertirse a las doce de la noche y si a los negocios les quitas incluso una hora de operación, les estarás limitando sus ingresos en por lo menos un veinticinco por ciento.

En su opinión, la seguridad no es una buena razón para esas limitaciones. Las cosas han cambiado en esa materia, aunque todavía nos falta, hemos tenido avances muy importantes que echamos a perder cuando mandamos señales como esa de que no podemos operar hasta tarde por cuestiones de seguridad.

Velarde considera que con la forma en que se están manejando las cosas en ese renglón, Mazatlán tiene capacidad para garantizar la seguridad de sus visitantes manteniendo al menos dos horas extraordinarias para la operación de restaurantes con venta de bebidas alcohólicas, bares, discotecas y lo que en generalización de identifica  hoy como “antros”.

Indicó que no es necesario hacer cambios a las disposiciones legales. Basta con aplicar adecuada y estrictamente les leyes y reglamentos vigentes. No pedimos más, concluye.