SAN VALENTIN COLMADO DE PELUCHES, GLOBOS Y BOMBONES; PERO POCO DINERO.

0
59
20140214_130041.jpg

* Sigue golpeando el ambulantaje el comercio establecido, se quejan.

* A la caer la tarde, los precios tienen que bajarse abruptamente.

“No hay dinero, además de que el ambulantaje nos sigue pegando muy duro al comercio establecido”, enfatiza doña Martha, propietaria de Regalos El Triunfo, ahí en el corazón de la Aquiles Serdán.

En su negocio abundan los peluches de todos los tamaños, con precios que van desde los 200 a los 390 pesos; sin embargo no han tenido la demanda que han tenido en otras fechas.

Se venden también las rosas de fantasía o de plástico; las tazas con chocolates y bombones, paletas de corazón; virgencitas y la moda: almohadas y almohadones dedicados.

Los regalos alusivos, cuando menos aquí van desde los 15 pesos hasta los 400 pesos o más.

Hay para todas las edades y géneros.

Unas pequeñas lamparitas para buró con forma de flores, cuestan cincuenta pesos; las tazas con mensajes amorosos cincuenta pesos; las virgencitas setenta y, así se la pasa uno pregunte y pregunte mientras recorre la vista por todo el extenso surtido.

“Ahorita no hay dinero. Esto ha estado muy sólo y eso que ya bajamos los precios en un treinta por ciento”, comenta su hijo Manuel.

En el recorrido realizado por el equipo de sinaloaenlinea se puede apreciar que son precisamente, los llamados peluches y las almohadas con mensajes amorosos los que más se expenden tanto en puestos establecidos como fijos y semifijos. A diferencia de otros años no se aprecia a tanto joven recorrer las calles con los regalos en mano.

En la conocida pastelería de cadena; Lucy (así nomás) nos dice que no ha habido tanta venta de pasteles pero que confían que caer la tarde la venta se mejore. Sigue estando de moda el de chantilly y el llamado tableteado.

Por Teniente Azueta, las dos tiendas de lencería muestran su mercancía casi a ras de calle, y una exhibe el letrero que dice: “Este día del Amor y la Amistad demuestra cuanto le quieres con un atuendo sexy”; esto nos

recuerda la aseveración de que es precisamente este, uno de los mejores días de año, para los empresarios de los moteles o “espacios de pago por evento”.

La Juárez si está abarrotada; pero ahí los que reinan y mandan son precisamente los vendedores ambulantes, esos que doña Martha, nos afirma le están pegando duro al comercio establecido.

Eso no es cierto, asegura Brenda Carolina, de la calle 13 de Abril, aunque se vea mucha gente, por lo general compran lo más barato, porque tampoco hay mucho dinero para gastar.

Quizá como confió alguien, están esperando que se haga más tarde o más noche para conseguir los obsequios a precios castigados.