RUMORES SIN FUNDAMENTO EN VEZ DE PROTEGER LA VIDA LA DAÑAN: PADRE RAFAEL PIRAS.

0
26
padre pio.jpg

– Lamentable que algunas personas no respeten la vida incitando al suicidio como ocurrió el pasado domingo.

– Educación desde las escuelas es la clave para recuperar los valores.

– “Quien No avanza se está haciendo un valor”, indica.

De verdaderamente reprobables y como una muestra clara de la evidente pérdida de valores y respeto por la vida humana, calificó el RP. Rafael Piras los hechos ocurridos el pasado domingo cuando una mujer pretendió aventarse al vacío desde el puente de El Conchi, en tanto que otra pretendió degollar a una niña en el interior de un centro comercial ante la mirada e incluso incitación por parte de algunos presentes.

“Resultó grotesco como personas incitaban a la persona a arrojarse al vacío, filmándola con sus equipos sin importarles a algunos estar ahí con sus propios hijos, haciendo de la vida humana, que es el principal derecho de una persona, un espectáculo”, señaló. Indicó que la pérdida de valores no sólo se manifiesta en este tipo de casos sino también en la serie de rumores que han circulado de manera irresponsable en las redes sociales acerca del tráfico de niños y órganos en nuestro municipio. El director de Radio Cultura dij que los rumores aumentan más la inseguridad porque un rumor sin fundamento en vez de proteger la vida, la daña. En esta pérdida de valores influye mucho la educación recibida en las escuelas y en el papel de algunos medios de comunicación porque modifican conductas. “La frase ‘quien no transa, no avanza’ por ejemplo, se está convirtiendo en un valor, porque resulta que una persona no puede crecer si no es mediante la corrupción, los compadrazgos y no mediante sus meritos, capacidades y títulos propios”, expresó. Llamo a las escuelas a rescatar los valores cívicos y a los medios de comunicación a reprochar la injusticia y evidenciarla

. Los valores religiosos no significan rezar del día a la noche de rodillas, sino aplicar en la vida diaria valores morales, entre ellos el más importante derecho que es el derecho a la vida humana. Tres palabras sencillas que son “Permiso, Gracias y Discúlpame” son la base para ir inculcando el respeto al ser humano, los valores que regirán su desarrollo y por lo tanto una vida más armónica. Dijo que debemos de seguir el ejemplo del Papa Francisco, quien ha modificado la política de los políticos más poderosos del mundo sin matar a nadie, simplemente con el rescate de valores.