Reserva de la ‘Chara Pinta’, una sinfonía de paz y vuelo en la montaña sinaloense.

0
42
CHARA 2.jpg

Para impulsar este destino de turismo de naturaleza, 24 operadores turísticos de Mazatlán y personal de Sectur trabajan para diversificar la oferta turística a la zona

El Palmito, Concordia, Sinaloa, 15 de Octubre de 2013.

 La “Chara Pinta” nos sorprendió en su casa, en su reino, el bosque extenso de la comunidad de El Palmito, Concordia, Sinaloa, al pie de la Sierra Madre Occidental, frágil ecosistema donde habita esta ave en peligro de extinción.

Hasta este lugar arribaron 24 operadores turísticos de Mazatlán y personal de la Secretaría de Turismo de Sinaloa con el objetivo de vivir la experiencia del turismo alternativo, que sin duda es la pauta de la diversificación de destinos naturales que podemos ofrecer al turista en el sur del estado.

Cabañas de maderas ataviadas de chimeneas, vistas panorámicas, miradores que acercan al cielo, andadores tapizados de anís y flores son parte del confort que el sitio ofrece al visitante.

Eran las 2 de la tarde y Santos Vázquez, hombre sabio, hombre ave que habla el idioma de las más de 120 especies endémicas del lugar, ya esperaba junto a un grupo de mujeres y hombres ejidatarios, encargados del proyecto “Chara Pinta”.

Los rostros de los invitados no pudieron ocultar la sorpresa y alegría que trasmite la belleza del sito, acostumbrados a vender a sus clientes sol y playa, descubrían un rincón sinaloense que podría pasar como un paisaje suizo a menos de 2 horas de Mazatlán.

Al pasar al comedor, las mujeres torteaban con sus manos las gorditas de maíz criollo (verde) rellenas de machaca, rajas con queso, picadillo, frijol y chorizo con papas, dándole la sazón exacta para conquistar los paladares de los visitantes.

Después del desayuno, la neblina espesa humedeció los rostros al llegar al primer mirador. El majestuoso bosque dejó al descubierto la cordillera de roca sólida que forma la Sierra Madre, entre los límites de Sinaloa y Durango.

Los operadores turísticos, que muestran a los turistas los sitios bellos de nuestro estado, llamaron a la imaginación y con su experiencia en el ramo diseñaron los tours que podrían ofrecen a través de sus servicios.

De regreso al campamento, conocimos el interior de las cabañas de uno y dos pisos, de una, dos, tres y cuatro recámaras, sala, baño, cocina y mirador. Nos hospedamos y más tarde cenamos y reflexionamos sobre la magia del sitio y la gran oportunidad de diversificar la oferta turística en el sur.

La sorpresa de la noche fue una fogata donde ya se asaban elotes y bombones. Entrada la noche nos retiramos a dormir para despertarnos muy temprano al siguiente día, donde saldríamos a buscar al ave reina del lugar, La Chara Pinta.

Después de la lluvia de la madrugada, a las 7 de la mañana ya nos encontrábamos camino al mirador más impresionante del lugar llamado “San Diego”, en tanto guardábamos el mayor silencio esperando escuchar el trinar de La Chara.

De pronto, nuestro hombre ave, Santos, hizo alto y todos tras él detuvimos la marcha, era ella, cuatro charas pintas entre los pinos y encinos volaban, cantaban, picoteaban, presumían singular belleza que llama la atención de los turistas nacionales y extranjeros.

La Reserva de la “Chara Pinta” ofrece una vasta diversidad de aves, flora y fauna que son un regalo de la naturaleza para los turistas que tienen la oportunidad de visitarla, en esta reserva que ofrece la inolvidable experiencia turística de la sierra de Concordia, en Sinaloa.