REGAÑA EL GOBERNADOR A EMPRESARIOS MAZALTECOS

0
23
IMG_0024.jpg

Que la llegada del gasoducto no los sorprenda dormidos como la carretera a Durango, les dice; inversionistas mochitecos ya operan aquí 

Al supervisar la instalación del último tubo del gasoducto, el gobernador Mario López Valdez señaló que la disposición de este tipo de energía tendrá un efecto muy importante para el desarrollo de Mazatlán, pero se requiere que los propios inversionistas locales se pongan a ver cómo les va a impactar y cómo pueden aprovechar la oportunidad. 

Que no les pase, advirtió, como con la carretera Mazatlán-Durango, que duró doce años en construcción, y a la hora de terminar no estábamos preparados para asumir los efectos positivos que generaría. 

Ya vemos que hoy somos el puerto de moda, pero se produce una situación muy especial: nos hacen falta cuartos para los turistas que vienen. La carretera tiene muchos otros impactos que se deben aprovechar, y para las que hay que estar preparados. 

Ya ven, aquí enfrente (ante la planta Termoeléctrica), un empresario de Los Mochis vino a desarrollar un centro logístico, a la espera de que el puerto atraiga el movimiento comercial que genere con el corredor económico del norte. 

Tras estacar la importancia de las reformas emprendidas en el país, con mejores condiciones en ramos fiscales, de telecomunicaciones, financieras, energéticas y otras, López Valdez señaló que la disposición de gas natural en Sinaloa nos permitirá convertirnos en el estado más competitivo del país. 

Recordó que en principio el proyecto de las instancias involucradas era que el gas llegara sólo a Topolobampo, pero que se hizo un esfuerzo de gestión para evitar que se le acusara por los mazatlecos de no hacer lo necesario para defender sus intereses. 

Con la carretera Mazatlán–Durango, con el corredor económico de norte, con el puerto que se está trabajando en modernizar, la disposición de gas será un elemento muy importante un detonador del crecimiento de esta región, donde además hay una presa en construcción, un Centro Integralmente Planeado y otras obras importantes. 

Por ello apuntó entonces, es que los inversionistas locales deben ponerse las pilas, ver con toda claridad lo que pueden hacer para aprovechar todas estas posibilidades que se detonan, y no nos pase lo que con la carretera.