REFORMAS, INSUFICIENTES: CASTAÑEDA

0
28
90 ASAMBLEA CONVENCION NACIONAL DE CONTADORES (1).JPG

Jorge Castañeda advierte que sólo

la energética pues transformar a

la economía; “que sea con el PAN”

 

Para Jorge Castañeda Gutman la transformación que el presidente Peña Nieto le propuso al país depende exclusivamente de qué tan lejos llegue la reforma petrolera, y sugirió que en vez de seguir buscando un consenso con los tres principales partidos, alíe al PRI con el PAN para llegar “tan lejos como se pueda” en materia de concesiones y asociaciones que incluyan la extracción de petróleo, por lo menos en aguas profundas.

Durante una disertación ante los asistentes a la Convención Nacional del Instituto Nacional de Contadores Públicos, el exsecretario de Relaciones Exteriores del gobierno foxista advirtió que en las otras reformas emprendidas se ha conseguido menos de lo esperado, de suerte que no tienen el impacto necesario para sacar al país del escaso crecimiento que ha registrado en los últimos años.

Insistió en que si el presidente Enrique Peña Nieto insiste en conseguir al mismo tiempo los apoyos de los dos principales partidos de oposición, la reforma energética terminará por salir con tantas acotaciones, que tampoco ella sirva para atraer las inversiones y dar al país el dinamismo que se requiere.

Empezó su disertación recordando que el próximo ´primero de enero se cumplen veinte años de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, y que en este prolongado lapso no se ha conseguido aquella integración prometida, pues nuestras economías siguen siendo tan diferentes como antes.

Cuando inició el tratado, nuestro producto interno bruto equivalía al 17 por ciento del PIB de los Estados Unidos, mientras que en este momento alcanza apenas un 19 por ciento, es decir, nos hemos movido tan poco, que estamos prácticamente igual al arranque, y las asimetrías siguen siendo monstruosas.

En razón de esto, dijo, el presidente Peña Nieto se propuso hacer una profunda transformación del país y consiguió la creación del Pacto por México, en que se han establecido los proyectos de las reformas, algunas de las cuales han salido adelante.

Sin embargo, lamentó que la educativa, en la que se habían puesto muchas esperanzas, está llegando a un punto en que ya periódicos como el Reforma cabecean que “el gobierno se rajó” ante la disidencia de la CNTE. En realidad, explica, la reforma se limitó a dos cosas: establecer una evaluación para que el maestro que no la pase en tres intentos se vaya a trabajar en otra cosa dentro del aparato educativo, y en meter a la cárcel a Elba Esther Gordillo. Es bien poquito, y ahora ya se habla de que se rajó para detener la movilización creciente en muchos estados del país. Si el efecto de la reforma es tan chiquito, creo que hace bien en rajarse y no seguir generando estas protestas, indica.

En lo que se refiere a la reforma fiscal señala que por estar buscando el apoyo de los dos partidos, redujo los alcances de las transformaciones y al final no hubo reforma, sino una miscelánea fiscal que ha generado todo un debate nacional, cuando sólo va por un punto porcentual o poco más, apenas un uno punto cuatro por ciento, y por una sola vez, puesto que no es una reforma progresiva que al año siguiente permita ir por otro punto porcentual y disponer de los recursos suficientes para que el presidente cumpla con todos los grandes compromisos que con toda razón hizo durante su campaña y ya siendo presidente electo.

Sobre el déficit de cuatro puntos que incluye la reforma, dice no saber si son muchos o son pocos. En principio no me parece mal que el gobierno recurra al endeudamiento, al déficit, para hacerse de recursos, pero hay que poner ojo en las cifras.

Para este año se esperaba que la economía creciera en casi cuatro puntos, pero nos revisaron el pronóstico y nos la bajaron a casi dos puntos, y ahora la realidad nos dice que apenas creceremos menos de un punto, es decir, quedaremos en estancamiento.

Así, si el pronóstico de crecimiento para el año próximo es de 3.8 puntos del PIB, el déficit será de cuatro por ciento y no importa mucho, pero qué tal si el Inegi se vuelve a equivocar, como este año, y el crecimiento es menor, el déficit va a crecer a seis o incluso a ocho, y ahí sí que se trata de un problema difícil de manejar. Y puede ocurrir, advierte.

Por ello insiste en la importancia de que la reforma energética no salga a medias y si el gobierno insiste en buscar el apoyo tanto del PAN como del PRD, es posible que las expectativas y los alcances vayan bajando también en ésta, y hayamos perdido la oportunidad de copnseguir el sacudimiento económico que tanta falta le está haciendo al país.

Con la intervención de Castañeda se clausuró la convención de contadores, en la que el gobernador Mario López Valdez tuvo una participación para plantear la importancia de este gremio que sirve al país desde diversas áreas de la vida productiva, y para ofrecer al estado como un anfitrión que colma las expectativas de quienes vienen a visitarlo.