Reformas ¿Buenas o malas?

0
27
FN4A7258.JPG

El diputado Heriberto Galindo dice que son benéficas.

Fernández Noroña los acusa de traidores a la patria

Mientras que el diputado federal priista Heriberto Galindo Quiñónez, defiende a capa y espada las reformas a la educación, hacendaria, energética y demás, el ala izquierda, en este caso el exdiputado federal del PT, Gerardo Fernández Noroña, acusa de vende patria a quienes escudan tales innovaciones, “porque lejos de ayudar al país, lo hundirá más en la pobreza”

Y va más lejos el creador de la corriente denominada “Unidad Patriótica al Rescate de la Nación”, al pedir a la población sean partícipe de la desobediencia civil, parar todo en el afán de demostrar que sin la fuerza del trabajador las cosas no funcionarán. Y dio fecha para iniciarla, en este caso el 20 de noviembre.

Por principio de cuentas, el líder de la bancada priista en el Congreso de la Unión sostiene que si bien es cierto los cambios no van a dejar satisfechos a todos, si implica una modernización para el país y que si otras voces han levantado la voz en contra, es por la desinformación que se ha generado en torno a esto “y no echo las culpas a otras gentes, nosotros también estamos implicados en este asunto”.

Hay confusión en ese sentido, no se ha hecho una campaña adecuada de orientación a la población para que tengan la certeza, que se convenzan de los beneficios que traerán consigo. Lo más importante es que los mexicanos tendrán más y mejores oportunidades de un crecimiento real, agregó Galindo.

Y hace una serie de reflexiones en el sentido de que serán reformas justas para todos, como la hacendaria por ejemplo, en la que los que menos tienen no serán perjudicados y pagarán más “los que más tienen”.

Fernández Noroña por su lado mencionó que “Se traicionan a si mismo todo los priistas de  su nacionalismo revolucionario, reniegan del legado de (Lázaro) Cárdenas que construyó un país con libertad y soberanía, con el petróleo como estanca de desarrollo. Los invito a que revisen la historia del país, de como estaba la industria del petróleo del siglo XIX  a 1938, y la respuesta es nada, saquearon todo, y ahora quieren entregar uno de los negocios mas rentable del mundo, una palanca de desarrollo importante”.

Y fue más allá al catalogarlos: “Son unos traidores aquellos que tengan un cargo de presentación pública y apoyen esta reforma”.